Excargos del partido de Santiago Abascal piden votar no en la moción de censura que Vox presenta este miércoles en el Congreso de los Diputados. Los críticos con la formación verde sostienen que la iniciativa de Vox "se utiliza para desgastar a la oposición" y "fortalecer" a Pedro Sánchez

Así lo considera la escisión de Vox TÚPatria, un proyecto puesto en marcha a comienzos de este año y al que se han ido sumando antiguos dirigentes del partido descontentos con la deriva radical de los de Abascal. 

Abocada al fracaso por falta de apoyos suficientes, TÚPatria sostiene que la moción de censura de Vox se ha presentado "de forma individualizada" y que "no ha contado con el resto de los grupos parlamentarios". 

Pese a que TÚPatria comparte con Vox su diagnóstico político -"no estamos de acuerdo con la situación que atraviesa España en las manos de este gobierno "socialcomunista"-, la escisión de Abascal no coincide con la solución propuesta: "Nuestro voto sería NO".

En un comunicado hecho público este martes, esta corriente crítica defiende que la moción busca únicamente dar a conocer al público a Ignacio Garriga, diputado que además de intervenir este miércoles en el Hemiciclo será el candidato a la Generalitat en las próximas elecciones catalanas, previstas para el próximo 14 de febrero. En este sentido, acusan a Vox de hacer "un uso partidista" la moción y de utilizarla "como un acto electoral".

"Las mociones de censura se usan para cambiar un gobierno o, en su defecto, desgastarlo", rechaza TÚPatria, que destaca que "es la primera vez en democracia que una moción se utiliza para desgastar a la oposición", con lo que el único beneficiado será el presidente del Gobierno. "Pedro Sánchez saldrá fortalecido al ver en España una derecha más desunida que nunca".

TÚPatria

El movimiento TÚPatria, fundado en marzo y presentado en sociedad meses más tarde a causa de la crisis sanitaria del coronavirus, suma a militantes que ya no confían en Vox porque "ha cambiado de principios". 

Comandado por Carmen Gomís, exsecretaria de Vox en Alicante, TÚPatria cuenta en su ejecutiva con varios excargos de Vox, como José Carlos Rúa, expresidente de León, o Carlos García, exvicesecretario nacional de Organización.

El último fichaje ha sido el de Sofía Muñoz, que a mediados de agosto rompió su carné de afiliada de Vox, donde hasta entonces era presidenta del partido en Valladolid. “En las filas de Vox falta rigor”, afirmó al incorporarse a este nuevo proyecto que se define como una alternativa de "derecha moderada".