El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha salido en defensa de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ha recordado que "las pandemias son responsabilidad exclusiva de los gobiernos estatales por mucho que la coalición del PSOE y Podemos pretenda derivar su negligencia a las comunidades autónomas".

Noticias relacionadas

En una videoconferencia con motivo de la clausura de las jornadas Centrados en Europa, organizadas por FAES, Casado ha criticado que "la opinión pública ponga en el foco a aquellas comunidades en las que gobierna el centro-derecha" y ha manifestado que la ley ordena al Ministerio de Sanidad "el mandato único en caso de pandemia".

En este sentido, el presidente del Partido Popular ha calificado la gestión de la segunda ola del coronavirus por parte del Gobierno de España como "un ejemplo de cobardía, irresponsabilidad y deslealtad", y ha colocado al presidente Pedro Sánchez "a la cabeza de los gobiernos incompetentes y negligentes".

Por todo ello, Casado ha calificado de "nefasta" la gestión del Gobierno y ha afeado a Sánchez que "en vez de aceptar los pactos de Estado que el Partido Popular le lleva ofreciendo seis meses", se dedique a atacarles "con un uso perverso de las instituciones".

Esto, minutos después de conocerse que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reunirán este lunes a las 12:00 horas en la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional.

Fondos europeos

En uno de los dicursos más duros que se le recuerdan, el dirigente popular ha querido recalcar que "una ayuda masiva por parte de la Unión Europea no es un éxito". "Tener que recibir ayuda porque no se ha saneado la situación económica para responder con solvencia a una crisis imprevista es un fracaso".

En este sentido, Casado ha criticado al socialismo "de ahora" por haberse puesto en manos de "radicales, populistas y separatistas": "Esa no es la mejor compañía para impulsar con credibilidad un nuevo europeísmo".

Por todo ello, Casado ha vuelto a insistir veladamente en que su partido no apoyará los PGE: "No se puede apelar a la generosidad de los partidos europeístas mientras se pacta con quienes piden la demolición de los fundamentos legales, morales e históricos sobre los que se asienta España", en referencia a "comunistas, separatistas y batasunos".

Por último, ha acusado al Gobierno de utilizar la crisis y los recursos europeos para "reformar la sociedad y no el Estado". Es decir, "para que la sociedad sea menos libre y el Estado, más poderoso". "No voy a sumarme a la apología del socialismo con motivo de la pandemia del coronavirus", ha sentenciado.

Aznar respalda a Casado

Previo a la intervención de Pablo Casado, el expresidente del Gobierno José María Aznar ha querido tener unas "palabras introductorias" en las que ha respaldado al actual líder popular y ha señalado sus dos principales preocupaciones.

En primer lugar, ha resaltado que actualmente existe una pugna entre "las democracias liberales y la tentación autoritaria y populista". En este sentido, ha dicho que las propuestas nacionalistas representan un "grave peligro" para la democracia liberal.

En segundo lugar, Aznar ha aseverado que de la pandemia saldrán "ganadores y perdedores natos". Los perdedores serán "aquellos países cuyos problemas domésticos prevalezcan sobre los problemas del mundo del futuro". España, en su opinión, estará entre ellos mientras no llegue "la alternativa política" que representa Pablo Casado.