Vox la ha vuelto a liar en su cuenta de Twitter. El partido de derecha radical, cada vez más propenso a los exabruptos en redes sociales, ha utilizado la imagen de dos niños fallecidos para alimentar su discurso anti-inmigración.

Noticias relacionadas

Concretamente, la cuenta oficial del partido liderado por Santiago Abascal ha empleado la fotografía de Aylan Kurdi -niño de tres años fallecido en una costa turca- y la de Xavi Martínez -niño de 3 años asesinado en el atentado de Las Ramblas de 2017- para criticar a "los progres".

"Los medios e influencers progres recuerdan la muerte de Aylan pero obligan a olvidar la de este niño asesinado en Las Ramblas", dice Vox desde su cuenta oficial en Twitter. Y prosigue: "Nuestro mejor homenaje es exigir justicia y políticas de control de fronteras y de expulsión de la lacra islamista para que no vuelva a ocurrir".

A la izquierda, la imagen de Aylan Kurdi, un niño sirio de origen kurdo que falleció con tan sólo tres años ahogado en una playa de Turquía.

La imagen retrataba una auténtica tragedia familiar. Aylan se movió con su familia entre varias ciudades para huir del Estado Islámico. Tras dos intentos fallidos de llevar a la familia a la isla griega de Kos, el padre de Kurdi tomó la decisión de trasladarse ilegalmente a Europa en un bote inflable. El viaje terminó en tragedia con el hundimiento de la embarcación y la imagen del niño muerto en la costa dio la vuelta al mundo.

A la derecha, la imagen de Xavi, un niño de tres años fallecido en los atentados de Barcelona del 17 de agosto de 2017, cuando 16 personas murieron y 146 resultaron heridas después de que el terrorista Younes Abouyaagoub protagonizara un atropello masivo en Las Ramblas.

La utilización de la muerte de dos niños para alimentar su discurso antiinmigración ha suscitado la indignación de numerosos usuarios de Twitter, que han achacado al partido de Santiago Abascal que utilice "imágenes tremendas" para hacer apología de sus "propuestas políticas". Entre otras cosas.

En este sentido, muchos otros usuarios se han manifestado pidiendo que se denuncie el tuit por "incitar al odio" y al racismo.

Esta polémica llega días después de que la diputada de Vox en el Congreso Rocío de Meer publicara un vídeo del partido ultranacionalista polaco, identificándose con un mensaje que posteriormente borró. La formación antisistema ONR o Campo Radical Nacional, según sus siglas en polaco, se sitúa en la órbita antisistema que rechaza la democracia y combina la estética neofascista con el antisemitismo.