Más de medio millar de inmigrantes han llegado este sábado a la península española en patera. Murcia (418), Alicante (79) y Almería (40) han sido las ciudades que han recibido a un mayor número de personas, desatando una auténtica alarma por la posibilidad de que las embarcaciones sean un nido de contagio del Covid-19.

Noticias relacionadas

Las costas del sureste de España, puerta de entrada para muchos inmigrantes en situación irregular, se han convertido así en un auténtico disparadero para el flujo de la enfermedad y un varapalo al sector del turismo.

El caso más paradigmático es el de la Región de Murcia, en cuyas costas han desembarcado un total de 418 inmigrantes en situación irregular en apenas 24 horas. Siete de ellos han dado positivo en coronavirus, pero podrían ser más. "Estamos pendientes de recibir resultados de las otras pateras: el resto de casos se encuentran en estudio actualmente", han precisado desde la Consejería de salud a EL ESPAÑOL.

De este modo, la llegada masiva de pateras a las costas españolas ha abierto una nueva vía de penetración del coronavirus en España. Una vía que, además, tiene difícil modo de contener. 

Murcia

Sólo en la comunidad murciana, este sábado fueron interceptados 186 inmigrantes provenientes de trece barcas en Águilas, Cabo de Palos, La Azohía y Portmán. Dos de ellos dieron positivos en Covid-19, pero unos quince huyeron y aún no han sido localizados ni testeados. 

Los inmigrantes que han llegado en esta oleada de pateras al litoral murciano, en su mayoría son de nacionalidad argelina y casi todos llegaron a playas cartageneras y aguileñas. Desde la Delegación del Gobierno han explicado a El Español que la atención médica se ha centralizado en Escombreras.

"No se tiene constancia de la presencia de ningún barco nodriza frente a las costas de la Región", según la Delegación del Gobierno. No obstante, las mismas fuentes han precisado que el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) tiene un radio de acción de 25 millas: "De haber un barco nodriza que está dejando las pateras está muy alejado".

El aluvión de pateras se produce en un momento especialmente delicado en la Región para el Servicio Murciano de Salud donde se ha disparado la cifra de positivos por coronavirus a cifras superiores a las registradas durante el inicio de la pandemia, en pleno estado de alarma. Este sábado los casos ya se elevan a 362 y la situación empieza a ser especialmente preocupante en Totana: un municipio que por segunda vez ha retrocedido a la Fase 1.

Alicante

En Alicante, 79 inmigrantes han llegado este sábado en seis pateras. Debido a la situación generada por el coronavirus, estas personas, de nacionalidad argelina y entre las que se encontraban cinco menores y un bebé, serán sometidas a las pruebas PCR por parte de las autoridades sanitarias, pero aún se desconoce el alcance de la amenaza sanitaria.

Entre éstas pateras destaca una de 17 inmigrantes, tres de ellos menores, que llegó a Benidorm en torno a las cinco de la madrugada.

Cruz Roja ha dispuesto todo lo necesario para atender a estas personas, en una llegada que considera "masiva" por la cantidad de inmigrantes y pateras interceptadas en apenas 12 horas.

Equipos especializados de Sanidad someterán ahora a los inmigrantes a las pruebas PCR para descartar el contagio de coronavirus y, en caso de que los deriven al hospital de campaña de Alicante para guardar cuarentena, Cruz Roja les prestará el soporte sociosanitario correspondiente.

Almería

En Almería se han atendido a 40 personas de origen magrebí que habían llegado en embarcaciones distintas. Seis de ellos son menores y han recibido todos triaje de emergencia. 

Durante la noche y la madrugada del sábado, cuando llegaron las embarcaciones, los voluntarios de Cruz Roja trabajaron a destajo para atender a las decenas de inmigrantes que llegaban. Entre ellas, cinco llegados al municipio granadino de Motril, así como a otras dos personas en Cádiz, concretamente en Algeciras. Estos últimos son dos hombres marroquíes que han sido rescatados alrededor de las 9,50 horas.

El Centro de Salvamento Marítimo de Tarifa activó a la Salvamar Arcturus, que se ha dirigido al sur de esta localidad gaditana, con las indicaciones del pesquero, localizando a los migrantes y trasladándolos, posteriormente, al Puerto de Algeciras.