Se ha perdido la compostura. Se ha elevado el tono. Y las formas quedan lejos ahora mismo del Congreso de los Diputados y de la Comisión de Reconstrucción. Si en la mañana de este jueves se enzarzaban Pablo Iglesias e Iván Espinosa de los Monteros, en la sesión vespertina y ante la comparecencia de Nadia Calviño, Patxi López, presidente de la comisión, decía basta durante una nueva bronca entre políticos de Podemos y Vox.

Noticias relacionadas

"¿Para qué hemos venido aquí?", explotó el diputado socialista, expresidente del Congreso y exlehendakari vasco. "Vuelvo a hacer una reflexión que si no la quieren entender nadie lo lamento. Llevo media vida escoltado por defender la libertad. Y lo llevo para que la gente diga lo que le dé la gana. Pero hagamos una reflexión: si debiéramos decir lo que nos da la gana, sobre todo en todas partes. Igual aquí sólo tenemos que decir lo que nos da la gana sobre lo que venimos a hacer en esta comisión".

"¿Para qué hemos venido aquí? ¿Para repetir las descalificaciones de otros escenarios? ¿No entendemos nada de lo que demanda la ciudadanía de esta comisión? Un poco de entender lo que pide la ciudadanía", insistió.

"Voluntad política"

"Hay que venir (a la comisión de reconstrucción donde se pretenden formular unos nuevos pactos de la Moncloa) con voluntad política de entender lo que espera la gente de nosotros. No espera que estemos en la crítica y en el y tú más. Un poco de entender para qué nos eligen", abundó.

"Este es el momento de entender para qué sirve la política. Si no somos capaces, es que no servimos para nada. Debiéramos de ser capaces de autocensurarnos para estar a la altura de las circunstancias. Vuelvo a disculparme. No ahondemos en esto y hagamos lo que tenemos que hacer", concluyó después de su enfado monumental.

Un malestar originado en la reacción del vicepresidente de la comisión, el diputado Enrique de Santiago, miembro de Podemos y del PCE, que no pudo controlarse cuando la disputada de Vox Inés María Cañizares calificó a varios miembros del Gobierno de "pirómanos comunistas" mientras interpelaba a Nadia Calviño -"El único dique de contención" en el Gobierno de Pedro Sánchez, en sus propias palabras-.

De Santiago respondió enfurecido, desde la propia mesa de la comisión y fue entonces cuando Patxi López dejó salir todo el enfado acumulado entre los reproches de esta bronca y la que a media mañana protagonizaron Pablo Iglesias e Iván Espinosa de los Monteros. 

"Golpe de estado"

En esa primera, entre los dos pesos pesados de Podemos y Vox presentes en la comisión de reconstrucción, el vicepresidente del Gobierno acusó al grupo de Vox querer "un golpe de estado", pero "no atreverse a consumarlo". Acusación que indignó a Espinosa de los Monteros, quien decidido a abandonar la comisión señaló que no iba a "tolerar" tales acusaciones. "¿Y qué significa que no vaya a tolerarlo?", preguntó el vicepresidente segundo, que aprovechó la salida de la sala del diputado de Vox para recordarle que cerrase la puerta "al salir".

Disculpas

La sesión vespertina de la comisión había comenzado ya con Patxi López entonando el mea culpando y arengando a los miembros de la misma a "hacer honor a lo que nos ha traído hasta aquí".

El expresidente del Congreso de los Diputados pedía disculpas "porque esta mañana no he estado a la altura". "Ha habido algunas expresiones y algunos comportamientos innecesarios. Y eso no es lo que los ciudadanos esperan de esta comisión. Por eso me gustaría que fuéramos capaces de repensar y volver a entender para qué y para quién estamos aquí. Y no es para insultarnos ni atacarnos, sino para demostrar que la política sirve para mejorar la vida de la gente", añadió.

"Me alegro de que los que se han ido hayan vuelto y que nos pongamos a trabajar, que es lo que necesita este país", ha dicho sin saber que su disculpa acabaría convirtiéndose minutos después en una lección democrática para todos los que elevan el tono estos días.

Tras las palabras del exlehendakari, el dirigente de Vox Espinosa de los Monteros contestó en Twitter afirmando que acepta "las disculpas de Patxi López". "Manifiesto que espero las de Iglesias (pero espero sentado, por si acaso)", añadía el portavoz parlamentario de Santiago Abascal en la Cámara Baja.