La portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra, ha asegurado este jueves que "no hubo ocultación" en las negociaciones con Bildu para la derogación de la reforma laboral "ni rectificación" de lo pactado y, además, ha dicho que los grupos políticos sabían que estaban negociando para salvar la prórroga.

Noticias relacionadas

En una entrevista en La Sexta, Lastra ha negado que el PSOE haya rectificado unas horas después de firmar el acuerdo y ha insistido en que lo que hizo fue "aclarar", porque la "polémica", ha dicho, surgió por "un adjetivo que metíamos", en referencia a que en el primer texto se hablaba de una derogación "íntegra".

También ha reconocido que el resto de grupos políticos sabían que los socialistas estaban negociando "a diferentes bandas" para asegurar que saliera adelante la prórroga del estado de alarma.

"No hay ocultación"

"No actuamos con ocultación, al revés. Es un acuerdo que ratifica la agenda de investidura" y que se hará con el visto bueno de los agentes sociales, ha garantizado.

Lastra ha afirmado que el acuerdo firmado con Bildu no supone la derogación íntegra de la reforma laboral sino de sus aspectos más lesivos y ha añadido que "evidentemente" no se hará durante el estado de alarma.

"No sabemos lo que va durar el estado de alarma, ni siquiera si habrá otra prórroga", ha explicado la portavoz, en una entrevista en La Sexta, para justificar que la derogación de la reforma, que precisa además del acuerdo de sindicatos y empresarios, no podrá hacerse en ese tiempo.

No hay derogación íntegra

Lastra ha subrayado que no habrá derogación íntegra, porque "no se puede dejar en blanco el Boletín Oficial del Estado en materia laboral" y eliminar "de un plumazo la regulación de la Formación Profesional, el teletrabajo o los permisos retribuidos para hacer exámenes".

La portavoz ha reconocido que estos tres supuestos son un ejemplo de aspectos que no se pueden eliminar y ha reiterado que en esos términos hablaron los tres grupos (PSOE, Podemos y Bildu) mientras estaban negociando.

También ha explicado que decidieron sacar la "nota aclaratoria" cuando se vio que se estaban dando diferentes interpretaciones y se ha comprometido a que cada paso que dé este Gobierno en materia laboral será "hablado, negociado y pactado" con sindicatos y empresarios.

Ha insistido en que no se ha firmado nada distinto a lo acordado con Unidas Podemos y "nada se va a modificar", si no tiene el visto bueno de los agentes sociales.