Ana I. Gracia Alberto D. Prieto

Pablo Casado se ha enterado por la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de que el jueves tiene una reunión bilateral con el presidente del Gobierno para tejer una gran alianza que permita a España salir de la crisis. Ha sido la portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la que ha anunciado que Pedro Sánchez empezará el jueves encuentros con "todos los portavoces" políticos y que comenzará con el líder de la oposición.

Noticias relacionadas

El anuncio ha llegado antes de que Moncloa cerrara el acuerdo con el líder de la oposición. Fuentes del entorno de Casado aseguran que "no ha habido ningún contacto" entre el Gobierno y el PP. "Esa es la manera de pactar del Gobierno", añaden tras reconocer que no han tenido ningún contacto ni siquiera entre gabinetes. "Ese es el espíritu de los pactos" de Moncloa. Preguntada sobre si el Gobierno había ya contactado con Casado, Montero ha reconocido que el gabinete "llamará" al equipo del líder de la oposición para mirar agendas y cerrar el encuentro

Fuentes del PP insisten en que el partido tiene "una trayectoria institucional demasiado relevante en los últimos 40 años como para consentir más desplantes e insultos de este Gobierno. No podemos admitir que cite en formato de ronda de consultas en audiencia, sino a través de un acuerdo previo con un mínimo de respeto al principal partido de la oposición". Con esta actitud, las mismas fuentes señalan que el Gobierno demuestra su "nula voluntad de pacto" y una "arrogancia" e "incapacidad" que "dificulta" cualquier colaboración con la oposición. 

El líder de la oposición recibía este mismo martes la recomendación del expresidente del Gobierno José María Aznar, que le animaba a acudir a la llamada de Moncloa porque "forma parte del deber de representar a millones de españoles". El presidente de Faes, no obstante, ponía condiciones a ese acuerdo y pedía que el consenso se cierre única y exclusivamente entre el PSOE y el PP para evitar que otros partidos -los independentistas- se aprovechen de la crisis de la pandemia para abrir otros frentes. 

Casado ni confirma ni desmiente si acudirá a la llamada de Sánchez, pero siempre ha mostrado su desconfianza ante la forma de actuar del Gobierno. Los barones del PP también recelan de las intenciones reales del Gobierno para reeditar los Pactos de la Moncloa. El gallego Alberto Núñez Feijóo aseguraba que de esos pactos "solo tenemos el título. Difícil tomárselo en serio"

"Que nadie se equivoque"

Montero ha admitido que aún no se han realizado llamadas a los líderes de la oposición para los nuevos Pactos de la Moncloa. Y que éstas se retrasan hasta "el jueves" con Pablo Casado , aunque ha insistido en su urgencia, porque "hay que empezar ya a pensar en la reconstrucción y relanzamiento de la economía española". En todo caso, la portavoz no ha querido contestar a si el PP sabía que le iban a llamar este jueves antes de que ella lo anunciara en rueda de prensa.

María Jesús Montero, ministra portavoz, en la Moncloa. E.E.

Pero la ministra sí le ha exigido "generosidad y altura de miras" para que "nadie se equivoque". La crisis del Covid-19, ha dicho, "lo ha cambiado todo" y no se puede seguir mirando la política "como hace mes y medio". Y ha descartado la sugerencia de FAES de que los Pactos de la Moncloa debieran implicar la salida de Podemos del Gobierno: "Somos un Gobierno fuerte, esos deseos no se van a producir, por mucho que desee el señor Aznar".

En todo caso, son contactos para luego, porque "la urgencia ahora es vencer la crisis sanitaria". En ese sentido, la portavoz ha defendido "la vuelta ordenada y paulatina" de los trabajadores a sus puestos de trabajo esta semana, tras el fin de los permisos remunerados recuperables que duraron 15 días. Porque, además, "cuanto mejor se conserve el tejido productivo antes retomaremos la senda de crecimiento".

La ministra Montero ha apuntado que la clave no es acudir a la reunión que convoque el presidente, sino hacerlo con espíritu constructivo". En opinión del Ejecutivo, los líderes de la oposición deben "aportar sus ideas" y "arrimar el hombro porque la tarea compete a toda la sociedad".

En todo caso, lo que habrá esta semana son llamadas personales de Sánchez a los líderes "de mayor a menor representatividad". No habrá reuniones, sino una simple comunicación telefónica, que el PP recuerda que no se ha producido entre Casado y el presidente "desde hace más de 10 días", para iniciar el contacto camino a estos nuevos Pactos de la Moncloa.

"Presupuestos de reconstrucción"

Comparecían la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el titular de Sanidad, Salvador Illa, a la vez autoridad delegada durante el estado de alarma causado por la crisis del coronavirus. En plena rueda de prensa, el FMI ha anunciado su previsión de caída del 9% en el PIB español para este año. Y la ministra portavoz lo ha desechado como informe creíble, "es muy precoz y precipitado", ha dicho, "porque cuenta con pocos datos".

Montero no lo ha dicho expresamente, pero sí ha sugerido a preguntas de los periodistas que los nuevos Pactos de la Moncloa podrían servir en realidad para la presentación de "unos Presupuestos de reconstrucción", que quiere el Gobierno que cuenten "con la misma mayoría" que lo aupó a Moncloa "e incluso reforzarla con todas las fuerzas políticas". 

Los ministros Montero e Illa, en rueda de prensa en la sala de prensa de Moncloa. E.E.

Sánchez, pues, va a llamar a todos, incluidos los independentistas, "porque ésta no es una situación cualquiera", sino "la mayor crisis que hemos afrontado". El residente quiere "unidad en este momento", ha dicho Montero. "No hay ánimo recentralizador, pero aunque haya discrepancias es el momento de aportar todos por el bien de este país". Una cuadratura del círculo es lo que pretende Sánchez, pues, sentando a la misma mesa a PP con Podemos; a Ciudadanos con JxCat y ERC...