En la mañana del 12 de marzo, jueves, saltó la noticia: Irene Montero, ministra de Igualdad, era la primera miembro del Gobierno que enfermaba por coronavirus. La nota de Moncloa que confirmaba la noticia llegó cuando eran casi las 11.00 de la mañana. Sin embargo, en la sede de la calle de Alcalá, 37 ya faltaba gente. Algunos se habían ido del puesto de trabajo, avisados con antelación por el subsecretario Pedro Francisco Guillén.

Noticias relacionadas

¿Quiénes? Solamente el personal de confianza, "las asesoras eventuales" que trabajan en el departamento desde la llegada del nuevo Gobierno de coalición. Este periódico ha podido hablar con varios de los funcionarios y trabajadores internos del departamento y han corroborado los hechos. Y no fue hasta que los medios publicaron la noticia de que la titular de la cartera había sido infectada y estaba enferma de Covid-19 que se activaron los protocolos.

Otra fuente del Gobierno explicó en los últimos días a este periódico que la situación es muy parecida en otros ministerios: "Están cayendo muchos, el personal está en cuadro". Y que incluso "en Moncloa, la situación también es difícil". De hecho, este periódico informó el pasado miércoles de que el médico del palacio y uno de los escoltas de Pedro Sánchez también han caído enfermos por coronavirus, según fuentes del Ejecutivo y de la Seguridad del Estado. Como ellos, la esposa del presidente, Begoña Gómez y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, cuyo despacho está en el mismo complejo.

"Si no sale por la prensa, seguiríamos trabajando allí tocándolo todo", explica una de las personas que trababan día a día en Igualdad, que prefiere no dar su nombre. "Yo tengo un familiar que está ingresado por coronavirus", continúa. Por suerte, sabe que el contagio no viene de su parte porque llevaban un tiempo sin verse, "porque si no, salgo y cuento todo". La realidad es que lo está contando, pero manteniendo el anonimato. "No, pero hay más, lo que pasa es que no lo puedo demostrar".

Personal no cualificado

EL ESPAÑOL también informaba este jueves de que fue personal no cualificado el que procedió al desinfección de las instalaciones. "Las chicas de la limpieza de todos los días, con unos guantes y lejía" fueron a quienes se encargó de la labor.

Pedro Francisco Guillén, subsecretario de Igualdad, el día de su toma de posesión. ADP

El Ministerio de Igualdad no desmintió este extremo, y contestó a las preguntas de este medio asegurando que "se cumplieron y aplicaron estrictamente los protocolos establecidos tanto por parte del Ministerio de Sanidad como por parte de Función Pública en lo relativo tanto al funcionamiento como al personal vinculado al mismo".

Sin embargo, los trabajadores lo niegan. "Cuando llegó el subsecretario, entró en donde están las eventuales y, de inmediato, las mandó que se fueran" ¿A su casa? "Ni idea, pero no volvieron, claro".

Fachada de la sede del Ministerio de Igualdad, en la madrileña calle de Alcalá, 37. E.E.

Pasadas alrededor de dos horas, Moncloa informaba del positivo de Montero, pero hasta que salió la noticia estuvieron compartiendo las zonas comunes, por ejemplo, la zona donde se toma café, que "es la misma para todos".

¿Y cuándo supieron los altos cargos del departamento del positivo de Montero? Los trabajadores, lo desconocen, pero insisten en que "nada más llegar a las nueve, el subsecretario llamó a las suyas y desaparecieron".

El relato continúa cuando la noticia salta a las pantallas del móvil de todos los funcionarios y trabajadores de Igualdad. "Estoy con mucho enfado, han reaccionado muy tarde y han dejado a los funcionarios de lado, y no se pueden hacer estas cosas, de verdad... ¡Es la salud de la gente!".

Instituto de la Mujer

Eso, en la sede central del Ministerio. Otros trabajadores explican que quienes trabajan en el IMIO (Instituto de la Mujer e Igualdad de Oportunidades) vivieron una escena similar. Y que alguna de los altos cargos de la institución "también está contagiada a día de hoy (estuvo en el 8-M junto a Irene Montero)" y que el mismo jueves 12 de marzo "se fueron a casa sin informar al equipo y menos al personal, eliminando agendas".

Beatriz Gimeno, directora del Instituto de la Mujer, el día de su toma de posesión en el Ministerio de Igualdad. ADP

Según otra funcionaria de otro Ministerio, que también prefiere mantener el anonimato, "varios altos cargos se pusieron malos, no es comprobable porque se quedaron en casa desde el día 13 de marzo y no han vuelto".

Lo cierto es que las instalaciones de Igualdad fueron clausuradas el mismo día 12 de marzo y así siguen actualmente. Con celeridad, se cerraron las oficinas del Ministerio, y en la actualidad todos sus trabajadores y funcionarios siguen ejerciendo sus labores de manera remota. 

Información sobre el coronavirus: