"No queremos que el juego tenga perjuicio en la salud pública". Desde esta premisa, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha presentado este viernes el borrador del Real Decreto sobre la futura Ley del Juego, que tiene como objetivo la protección de los menores con medidas como la limitación de horarios, la restricción de los contenidos que pueden aparecer en los anuncios de apuestas online y la prohibición de utilizar famosos. 

Noticias relacionadas

Esta ley, que se prevé se apruebe en verano, cuenta con 100 medidas que todas las empresas de apuestas tienen la obligación de cumplir y contempla multas que van desde 100.000 a un millón de euros, aunque si hay reincidencia puede llegar a los 50 millones y la retirada de la licencia. 

La futura Ley del Juego prohíbe que en los anuncios de apuestas y juegos de azar aparezcan personajes públicos o famosos para evitar la impresión de un vínculo entre su éxito o su riqueza con el juego.

Prohibición de bonos

Sobre el contenido de los anuncios, en cualquier soporte, se prohíbe aquellos que sugieran que el juego es una solución para los problemas, inciten a la práctica compulsiva del juego o vinculen el juego con ideas que expresen éxito personal, social, económico o profesional. También los que inciten a los menores a jugar y recojan cuantías económicas de algún tipo. Es decir, la publicidad nunca podrá incluir referencias directas o indirectas a promociones o bonos de cualquier clase con frases como "juega ya", "entra y gana" o "apuesta ahora". 

La prohibición de los bonos se extiende también a aquellos que anuncian dinero gratis de cualquier cuantía "porque son un vía de alto riesgo para personas con riesgo de adicción". Se restringen, además, los juegos gratuitos para que no sean otra vía de enganche al juego de pago.

Las marcas de casas de apuestas estará prohibidas en cualquier producto destinado a menores, así como al patrocinio de cualquier instalación deportiva o de nombre de los equipos deportivos. Es decir, solo se prohibirá en camisetas para niños y niñas y seguirá apareciendo en la de los adultos. 

Marcha atrás en las restricciones horarias

Sobre las restricciones horarias, Alberto Garzón da marcha atrás. La publicidad en radio y televisión solo podrá emitirse entre las 01:00 y las 05:00 de la madrugada, sin embargo Garzón ha introducido un cambio en el último momento, ya que sí permitirá publicidad en las retransmisiones audiovisuales o radiofónicas deportivas una vez acabe el horario infantil, es decir, a partir de las 20:00 horas. 

El ministro de Consumo ha explicado que en este periodo "se podrá hacer publicidad enormemente restringida" solo durante el tiempo de la retransmisión. Nunca en los momentos previos ni posteriores. No se podrán anunciar bonos ni interpelar a hacer apuestas ni tampoco informar sobre cotizaciones. "Queremos mitigar los efectos perniciosos", ha explicado. 

Alberto Garzón ha explicado este cambio en la Ley del Juego argumentando que "hemos optado por una regulación estricta en lugar de una prohibición total porque consideramos que es mucho más efectivo. Quizá sea menos espectacular, pero es más eficaz”. 

Prohibir la publicidad de apuestas 'online'

El ministro de Consumo ha defendido que la prohibición total de la publicidad de juegos de azar y apuestas online "no solo es inadecuada, sino que es incluso imprudente".

Consciente de las críticas generadas, Garzón ha señalado que "son totalmente legítimas" para después añadir que "lo razonable" es conocer previamente el contenido para poder tener un debate "sereno" que pueda ser "eficaz".

"Si hay gente, que lo hemos visto, a favor de la prohibición total de la publicidad, aquí estoy para debatirlo y explicarles que las experiencias internacionales, como la de Italia, han demostrado ser un fracaso; que la racionalidad económica de la medida es también errónea; y que por lo tanto la prohibición total de la publicidad, no solo es inadecuada, sino que es imprudente", ha argumentado el ministro.