El Grupo Socialista ha cedido a ERC-Bildu una pregunta de las que le corresponde formular al Gobierno en el Pleno del Senado, de manera que el grupo independentista podrá plantear tres cuestiones al Ejecutivo, en lugar de dos, en la primera sesión de control a los ministros de la legislatura, el próximo martes. Una de ellas será sobre el pin parental de Vox.

Noticias relacionadas

El PSOE va a contar en los Plenos a partir de ahora con un cupo de ocho preguntas al Gobierno, por seis del PP, dos de ERC-Bildu, otras dos del PNV y una, respectivamente, del resto de grupos parlamentarios. Pero en el Pleno de la próxima semana figuran tres preguntas de ERC-Bildu porque los socialistas les han cedido una de las que le corresponden, según comunicó ayer el Grupo Socialista a la Mesa del Senado, según han explicado fuentes parlamentarias.

Los socialistas, por su parte, no van a agotar su cupo de preguntas porque sólo formularán cuatro, sobre el sistema público de pensiones, el impulso de las políticas económicas y sociales, la derogación de la ley mordaza y las medidas para la recuperación de la memoria histórica.

No sobre Cataluña


Las tres preguntas de los republicanos figuran ya en el orden del día del Pleno y ninguna aborda el problema catalán, que tantos debates ha protagonizado en los últimos años. Los senadores de ERC han decidido pedir explicaciones al Gobierno sobre el polémico pin parental, la situación del Delta del Ebro tras las tormentas de enero y la carretera nacional 260.

Además, este grupo formulará una interpelación al Ejecutivo (tienen un tiempo de pregunta y respuesta más largo) y que estará dedicada a la seguridad de la industria química, por el accidente en la empresa Iqoxe en Tarragona.

ERC evita discutir con el Gobierno sobre Cataluña en plena negociación entre el Ejecutivo central y la Generalitat y con la mesa de diálogo entre las dos partes fechada para este mes de febrero. La crisis catalana será planteada por el portavoz de Junts per Catalunya, Josep Lluís Cleries, que cuestiona al Ejecutivo si considera que el sistema de financiación autonómica da un trato justo a Cataluña.