Oriol Junqueras ha vuelto a desafiar al Estado y ha amenazado con otro referéndum unilateral de independencia. Lo he hecho desde el Parlament en una comparecencia autorizada por los servicios penitenciarios de la Generalitat de Cataluña en el marco de la comisión de investigación sobre la aplicación del artículo 155. 

El líder de ERC ha abandonado Lledoners por unas horas para asegurar que celebrar un referéndum de autodeterminación es "una cosa normal" en el mundo y "nosotros queremos volver a ejercerlo y lo vamos a ejercer". "A lo largo del siglo XX ha habido 106 refrendos de autodeterminación en el mundo", 54 de los cuales "se celebraron a partir de 1991" y 26 de ellos "sin el consentimiento del Estado matriz". 

"No tenemos miedo, no lo hemos tenido nunca. Y menos ahora", ha dejado claro Junqueras, que ha repetido en varias ocasiones que "nada" de lo que hizo el Govern durante su etapa como vicepresidente era "delito". "Ni celebrar un referéndum ni defender la independencia de Cataluña". 

"La cárcel es parte del camino a la libertad"

En este sentido, ha calificado de "injustas" las condenadas dictadas por el Tribunal Supremo y considera que esto pone de relieve la "represión" que existe, de la que cree que mucha gente y algunos países extranjeros ya se han dado cuenta.

Para Junqueras, que él esté en prisión ha servido para que los tribunales europeos den la razón a los presos soberanistas en contra del criterio de la justicia española. "Es una manera de abrir los ojos a mucha gente que pensaba que esto no pasaría. (...) Si el hecho de estar en la cárcel es el precio que pagamos para que esto se visualice, lo pagaremos", ha dicho, convencido de que "la cárcel es una parte más del camino hacia la libertad". 

Se ha mostrado convencido de que el 155 "no sirvió de mucho o de nada, solo para impedir políticas sociales" o "para avalar nuestros encarcelamientos, pero poner en la cárcel a los rivales políticos creyendo que de este modo ganarían en las urnas, tampoco les sirvió". También ha pedido "trabajar" para evitar otro 155 y ha denunciado la creación de "pruebas falsas" contra él y su familia. 

Rifirrafe con Cs, que abandona la comisión

El líder de ERC ha lanzado también un duro dardo contra aquellos que aplicaron el 155. Ha recordado que los que pidieron su activación con más ahínco, en referencia al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, a la exvicepresidenta Soraya Saéz de Santamaría y al exlíder de Ciudadanos Albert Rivera, ya no están en la primera línea política: "Y yo sí. Estoy y estaré". Y ha ido a más, ya ha aplaudido los resultados electorales de ERC, que fueron mejores que los de la formación naranja: "Las urnas, la democracia y los votos nos han pasado facturas diferentes. A ver si acabo prefiriendo yo mi factura...". 

Durante su comparecencia, Junqueras ha mantenido un tenso desencuentro con la portavoz de Cs, Lorena Roldán, que le ha acusado de romper familias y le ha exigido pedir perdón a los catalanes. "¿A mí me tienen que hablar de romper familias? ¿A mí, que hoy tampoco podré ir a mi casa a saludar a mis hijos? ¿De verdad esta pregunta retórica creen que sirve de alguna cosa más allá de satisfacer su vanidad de repetir siempre lo mismo y no preguntarse nunca lo que verdaderamente pasa a su alrededor?", ha cuestionado el líder de ERC, ya sin Cs en la sala, ya que han abandonado la sala antes de que le respondiera. Sobre si debe o no pedir disculpas, ha reconocido no tener ningún inconveniente en hacerlo pero ha recordado que "yo no ordené cargar contra votantes ni encarcela a nadie". "Esa es la diferencia sustancia, radical y decisiva entre yo y los que aplauden nuestra prisión". 

Sobre la mesa de diálogo pactada entre ERC y PSOE, Junqueras ha coincidido se siente escéptico "porque el PSOE nos ha dado muchos motivos para serlo, pero esto es absolutamente compatible con el entusiasmo y el compromiso de negociar". "Es un gran paso adelante", ha insistido.

"Es verdad que esta noche volveremos a la cárcel -ha finalizado Junqueras-, pero allí encontraremos a gente que es mucho más honrada que muchos de los poderosos que nos condenan cada día".