La Federación Plataforma Trans ha denunciado ante la Fiscalía contra los Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona al Partido Feminista por un presunto "delito de odio" por "intoxicar con infundios lesivos para el colectivo LGTBI, las personas trans y con especial gravedad hacia la infancia trans".

Noticias relacionadas

En un escrito con fecha 12 de diciembre, la plataforma ha puesto en conocimiento de esta Fiscalía dos comunicados difundidos por el Partido Feminista, en los que se dice, entre otras afirmaciones, que "los homosexuales tienen como un objetivo importante poder alquilar úteros femeninos para producir niños".

Esta afirmación, según denuncia la Federación Plataforma Trans, "supone una estigmatización sobre todo un colectivo" y, además, "señala a estas personas que ya de por si sufren altos índices de agresiones".

Así, pone en conocimiento de la Fiscalía que, con respecto a la ley trans registrada por Unidas Podemos en 2018 el Partido Feminista dice en un comunicado que "la ley de transexualidad permite decidir a niños de 4 años el sexo qué quieren tener" y que "les sometan a hormonación y castración".

"Legaliza la trata de mujeres"

También señala que dicho partido afirmó que "dicha ley además de constituir un despropósito para la salud y el futuro de los menores, abre la puerta y esta es su real intención a legalizar la trata de mujeres para alquilar los úteros que fabriquen niños comprados por los progenitores no gestantes", algo que la Federación Plataforma Trans tacha de "radicalmente falso".

"La pluralidad de opiniones es lícita, pero hacer estas afirmaciones del proyecto de ley trans, no es una opinión, es un infundio con consecuencias lesivas para toda una población vulnerable, cuyo fin es tratar de intoxicar la opinión pública", ha declarado la presidenta de la Plataforma Trans, Mar Cambrollé.

Asimismo, la plataforma señala que en referencia a Elsa, la menor trans que habló en la Asamblea de Extremadura y cuya intervención se hizo viral, el mencionado partido "se refiere a la misma como un niño, negando su identidad".

Por todo ello, pide a la Fiscalía contra los Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona que investigue de oficio estas actuaciones "por si fueran constitutivas de delito de odio".