El candidato de Más País a las elecciones generales, Íñigo Errejón, ha propuesto que los diputados electos el próximo 10-N no cobren hasta que no se forme el nuevo gobierno. Así lo ha defendido este miércoles en un acto en Bilbao, donde ha estado arropado por la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Noticias relacionadas

"Desde Más País proponemos que desde que se conforme el Congreso los salarios y las retribuciones de los diputados estén congelados hasta que se forme Gobierno, y así veríamos como los cálculos de partidos darían paso a más generosidad. Frente al bloqueo hacen falta medidas excepcionales".

Su propuesta, que persigue evitar unas terceras elecciones y facilitar el desbloqueo, coincide con la planteada en julio por Vox. El portavoz de la formación verde en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, anunció que propondría que los diputados nacionales y autonómicos no cobren sus sueldos hasta que no estuvieran constituidos los diferentes ejecutivos. Con esta medida, según el dirigente de Vox, se "estimularía" la formación de esos gobiernos. 

"Así se acortarían los plazos" para su constitución, aseguró el diputado. "Nos da un poco de bochorno ver cómo los diputados no están trabajando pero sí cobran".

Una propuesta que no convence 

La iniciativa lanzada por Vox en su momento -y ahora defendida por Errejón- no caló en los demás grupos de la Cámara Baja. Desde el PSOE, su presidenta Cristina Narbona calificó la idea de "surrealista". El portavoz del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, hizo notar que "una cosa es el poder ejecutivo y otra el legislativo". Por su parte, el PNV la tachó de "chirenada", localismo con el que en Bilbao se alude a la ocurrencia o excentricidad de un "chirene", es decir, de un bromista o chistoso.

Desde Ciudadanos, su portavoz parlamentaria, Inés Arrimadas, tampoco asumió en su momento la tesis de Vox. Por su parte, fuentes de Unidas Podemos recalcaron que lo que Vox había solicitado "no se entendía muy bien".