El presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha asegurado de forma tajante que a hará responsable a Pedro Sánchez "de lo que pueda suceder en la visita del Rey Felipe VI de este lunes, en la jornada de reflexión y en las elecciones del 10-N en Cataluña".  

Noticias relacionadas

"Él es el responsable de garantizar la seguridad y la libertad en toda España, incluida Cataluña, y él además tiene la responsabilidad de haber convocado elecciones sabiendo que se iba a conocer la sentencia, sabiendo la agenda del jefe del Estado y sabiendo también otras cuestiones relativas a las investigaciones que el CNI y el Ministerio del Interior estaban llevando en cuanto a los vínculos con la kale borroka de las instituciones catalanas", ha aseverado Casado en una entrevista en El Mundo.

A continuación, el líder de los populares ha recordado que el PP le ofreció a Sanchez su apoyo "para hacer algo en Cataluña". "Como no ha aplicado la Ley de Seguridad Nacional y no ha hecho el requerimiento de cumplimiento de la Constitución a Torra, entonces tiene una responsabilidad", ha manifestado. 

Preguntado por la situación electoral, Casado vislumbra un escenario de "empate técnico" en 10 de noviembre y se muestra convencido de que, a día de hoy, tiene las mismas opciones de "formar Gobierno" que Pedro Sánchez. "Lo que hay que hacer ahora es, en esta semana que queda de campaña, trasladar un proyecto completamente distinto, la única alternativa viable a Pedro Sánchez". 

En este sentido, Casado llama al voto útil de VOX y de Ciudadanos. "Lo que yo intento trasladar no sólo a los votantes de esos partidos, sino incluso a los votantes del PSOE que no quieren una crisis económica, es que el PP es el nuevo partido de la mayoría. Si yo gano, nadie pierde".

Por último, el presidente de los populares también se ha pronunciado sobre la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. "Yo creo que la decisión de Sánchez a quien más ha agredido es a Felipe González. Porque en su intervención en Moncloa al hablar de la tremenda urgencia y de la imperiosa moralidad democrática de su decisión, a quien verdaderamente ha humillado es a su partido, que fue imprescindible para la transición y que durante 14 años de Gobierno de González no vio una urgencia democrática, moral y necesaria en la exhumación", ha señalado.