El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dejado claro que la respuesta del Govern a la sentencia del procés es volver a votar: "Si por poner urnas nos condenan a 100 años, la respuesta es clara, habrá que volver a poner urnas para la autodeterminación".

En su comparecencia ante el pleno del Parlament para responder a las condenas del Tribunal Supremo a los líderes independentistas del procés, Torra ha lanzado un nuevo órdago: en esta legislatura convocará un nuevo referéndum de autodeterminación. Además, ha anunciado que "en la primavera de 2020 habrá una nueva Constitución republicana" en la que ya está trabajando el exdiputado y cantautor catalán Lluís Llach. Ante esto, ERC ha tomado distancia y aunque están de acuerdo con un referéndum piden no hablar de fechas. "No es el momento", ha afirmado su portavoz en el Parlament Sergi Sabrià. 

[Siga en directo la última hora en Cataluña]

En este sentido, Torra ha retado al Estado al asegurar que su objetivo es "conseguirlo" y "no intentarlo". "Defenderé que en esta legislatura se vuelva a ejercer el derecho a la autodeterminación", ha repetido en al menos dos ocasiones argumentando que así el Govern estará "a la altura" de aquellos que "se han mojado por la libertad, la democracia y la justicia". También ha pedido el apoyo del resto de partidos soberanistas a los que les ha instado a "hacer juntos este esfuerzo" y "asumir este compromiso". "Si todos lo hacemos posible, podremos finalizar esta legislatura validando la independencia". 

La sentencia, "una farsa infame"

Sobre el contenido de la sentencia, el president ha mostrado su "indignación y consternación" y la ha calificado de "gran farsa" y de "infame" porque representa, ha dicho, "venganza y escarmiento".

La sentencia, ha denunciado, "entierra los cimientos del derecho" y supone la instauración de un "derecho de Estado contra la disidencia que solo se basa en la sagrada unidad de España", porque "limita a partir de ahora de manera vergonzante muchos de los derechos".

Un vehículo pasto de las llamas esta madrugada en Barcelona. Efe

Tibia condena a la violencia

A pesar que gran parte de su intervención se ha centrado en la sentencia y en el derecho de autodeterminación de Cataluña, Torra se ha referido a los disturbios de los últimos tres días para desmarcar al independentismo de la violencia. "La única vía que tenemos para defender la soberanía es la pacífica. Ayer hice una llamamiento a la calma. Los independentistas rechazamos y condenamos todas las violencias, vengan de quienes vengan", ha dicho para añadir que "la única vía para avanzar en la independencia es la no violencia". 

Y ha mandado un mensaje a la oposición, a los que les ha recordado que "aquí hay grupos que no han condenado la violencia el 1-O" por lo que les exige que "ahora no vengan a exigirnos condenar una violencia que sabemos perfectamente lo que es". "Somos gente de paz. Si hay agitadores, hay que pararlos y denunciarlos", ha afirmado no sin antes remarcar que "los independentistas no nos reconocemos en la violencia". 

PSC, Cs, PPC y 'comunes' piden su dimisión

Durante el pleno, en el que los partidos han tenido turno de palabra y derecho a réplica, casi todos los partidos -salvo los soberanistas- han pedido la dimisión de Torra y la convocatoria inmediata de elecciones.

"Dé un paso al lado y váyase", le ha exigido el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que ha defendido que Torra no puede seguir al frente de la Generalitat porque su "activismo" hace que ponga "independencia por encima de convivencia". "Su activismo le lleva a menospreciar la seguridad ciudadana y la defensa de los derechos de todos los catalanes, particularmente de lo que no piensan como usted. En sus manos, el autogobierno catalán vuelve a estar en riesgo como a finales del 2017", ha avisado Iceta, dirigiéndose al president.

Desde Cs, Lorena Roldán le ha dicho a Torra: "Es urgente que usted deje de ser el presidente de la Generalitat, ya no es un interlocutor válido. Lo dejó de ser el día que vino aquí a jalear a los terroristas".

Por su parte, la presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, ha reclamado a Torra que "se vaya" porque el Govern se mueve "sin horizonte ni rumbo": "Sea honesto y reconozca que prefiere ser activista antes que president", ha subrayado.

También el líder del PPC, Alejandro Fernández, ha pedido la dimisión del president, algo que ha recalcado que los populares llevan tiempo esperando.