Los expresidentes del Gobierno Felipe González y Mariano Rajoy han participado este viernes como ponentes en el I Foro La Toja-Vínculo Atlántico, celebrado en O Grove (Pontevedra), donde han analizado la situación política, económica y social de nuestro país, a las puertas de unas nuevas elecciones generales.

Noticias relacionadas

En tono distendido y abordando sus respectivas trayectorias en el Palacio de la Moncloa, Rajoy se ha jactado de haber subido el IRPF en 7 puntos en su primer Consejo de Ministros, en contra de sus promesas en campaña y de su programa electoral.

"Yo fui presidente -ha explicado Rajoy entre risas de los asistentes- de un gobierno de derechas que la primera decisión que tomé a los siete días de llegar a la Presidencia fue hacer un Consejo de Ministros y subir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas siete puntos". En ese punto, González le ha interrumpido para apuntar: "Prometiendo que lo iba a bajar (Cristóbal) Montoro". Rajoy ha continuado: "Ahora te voy a contestar a eso. Mira, la mejor dieta para un político, decía Churchill, es comerse sus propias palabras".

"Un pacto para cuatro años"

Más analítico y serio, el expresidente ha valorado que "no es posible" gobernar con los 120-130 escaños que puede volver a atesorar Pedro Sánchez el 10 de noviembre. A su juicio, la mejor fórmula es "un pacto para cuatro años con arreglo a lo que voten los españoles". 

En este sentido, Rajoy ha recordado que tras las elecciones de 2015 él mismo propuso una "gran coalición" a los socialistas y a Ciudadanos que siguiese el "modelo de Europa" y que rompiese lo que, en su opinión, es "una tradición absurda entre los partidos que tantas cosas han hecho por España" -en referencia a PP y PSOE-.

A juicio de Rajoy, "los partidos que no tienen la posibilidad de formar gobierno no pueden impedir que se forme un gobierno".