El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha desempolvado el artículo 155 de la Constitución durante su intervención en un mitin con motivo de la Fiesta de la Rosa del PSC en Gavá (Barcelona). El líder socialista se ha presentado como garante de la estabilidad en lo económico y social, y en lo político como defensor de la convivencia. Según ha dicho, el PSOE es el partido que ha defendido siempre la Constitución y el Estatut: "Si el independentismo vuelve a quebrar el Estatut, el Gobierno de España actuará con serena firmeza para garantizar el autogobierno y defender la integridad territorial".

En el acto han participado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el presidente del Senado, Manuel Cruz; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y la alcaldesa de Gavá, Raquel Sánchez, ante unas 25.000 personas según la organización.

El líder del PSOE ha advertido al independentismo de que "dejen de engañar, que su proyecto político ha fracasado y que han traído dolor a los suyos y al resto de Cataluña, y que la independencia no es el problema, sino que el problema es la convivencia".

Según Sánchez, los políticos independentistas "van dando lecciones de democracia, y luego no condenan la violencia", en referencia a los CDR detenidos y encarcelados acusados de terrorismo esta semana. 

Dan lecciones

"Dicen que España es una dictadura, pero somos el país que lleva 40 años de prosperidad y el que va a sacar a Franco del mausoleo", ha defendido. "Dicen que España es un país machista, pero somos el país en el que se llenan las calles cada 8 de marzo y que aprueba leyes por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres", ha continuado.

"Dicen los independentistas que España no es tolerante", ha continuado, "pero somo el páis que aprueba la ley del matrimonio para personas del mismo sexo". Y finalmente, "dicen que España es insolidaria, pero somo el país de la sanidad pública universal mientras ellos privatizan la atención médica de todos los catalanes y catalanas".

En medio de una enorme ovación, el líder socialista ha concluido. "Pero es que además no condenan la violencia, consejos doy que para mí no tengo", ha bromeado. "Porque se puede tener cualquier posición política, pero ante un solo indicio de violencia, hay que condenarla". Para Sánchez, la solución a todo esto es el PSOE, "que ganará las elecciones del 10-N en Cataluña" y que llevará a Miquel Iceta "a presidir la Generalitat dentro de muy poco". Porque, ha dicho, "defendemos la Constitución, defendemos a las instituciones, a los jueces y a las policías que garantizan la convivencia".

Mientras a la misma hora, el president de la Generalitat, Quim Torra, montaba un mitin a las puertas de la cárcel de Lledoners, donde están encerrados algunos de los políticos procesados por el procés, Sánchez ha exigido a los líderes separatistas que "dejen de engañar y de fracturar, de hundir la economía catalana sembrándola de inseguridad e incertidumbre". Y les ha reclamado que "reconozcan en público lo que dicen en privado y confesaron ante el juez: que la solución es ley y diálogo... y por ese orden".

El mitin ha concluido con la proclama del presidente en funciones llamando al voto en las urnas del 10-N: "Sólo nosotros lo podemos hacer posible, porque el PSOE es el partido que defiende la convivencia". Y si los independentistas "lo ponen en riesgo, responderemos con serena firmeza para defender la convivencia y la integridad territorial de España".