Cuatro meses después de las elecciones generales del 28 de abril, la XIII Legislatura llega a su fin. Las Cortes Generales se disolverán este lunes y volveremos a las urnas después de que Pedro Sánchez no haya logrado los apoyos necesarios para permanecer en La Moncloa. Pero la hemeroteca le está jugando una mala pasada al presidente del Ejecutivo en funciones, ya que en 2016 criticó con dureza a Mariano Rajoy por su "incapacidad" para formar Gobierno, algo que tres años después él repite. 

Noticias relacionadas

"Por primera vez en la historia de nuestra democracia, el candidato de la primera fuerza política es incapaz de lograr los apoyos que le permitan ganar la investidura y garantizar la gobernabilidad del país. Y esa incapacidad, señor Rajoy, es, en exclusiva, suya", dijo Sánchez el 31 de agosto de 2016 en el Congreso de los Diputados, fecha en la que Rajoy se sometió al debate de investidura sin los votos garantizados. 

Ese mismo día, Sánchez sacó la artillería contra Rajoy, al que acusó además de pretender culpar "a todos los demás que somos los malos" y evitar hacer autocrítica; precisamente lo que tres años después él mismo ha hecho al culpar a Unidas Podemos, Partido Popular y Ciudadanos de bloquear la formación de Gobierno.

 Además de hacerlo en el Congreso, Sánchez utilizó las redes sociales para volver a la remarcar que "la responsabilidad de que el señor Rajoy pierda la investidura es exclusiva del señor Rajoy por ser incapaz de articular una mayoría" tras reunirse con él en La Moncloa. Horas después, y ya desde el atril de la Cámara Alta, exigió al líder del PP que "no pida al grupo parlamentario socialista ese apoyo". 

Tres años después, el propio Sánchez pidió ese apoyo a sus adversarios políticos, PP y Cs tras el no de Unidas Podemos, a quienes acusó de impedir "hasta en cuatro ocasiones" la formación de un Ejecutivo.