"Consenso y diálogo por encima del conflicto". Isabel Díaz Ayuso ha mostrado su versión más concordante durante su toma de posesión. "Estamos obligados al compromiso de caminar juntos subrayando las coincidencias", ha aseverado la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, que no ha huido las referencias a Vox, además de a Ciudadanos.

Noticias relacionadas

Su gobierno "nace por primera vez de una coalición de gobierno con Cs", ha dicho y "ha de contar con los acuerdos parlamentarios que alcancemos con Vox". Por ello ha apelado al "consenso y diálogo" por encima "de la tensión y el conflicto".

Ayuso ha confesado que tendrá de "reconocer permanentemente que no es tan fácil tener razón". "Estoy obligada a gobernar para todos, no sólo para una parte", ha asegurado.

"Este es un proyecto que se basa en la libertad, la bajada de impuestos y la eficacia en los servicios públicos", ha dicho durante su discurso.

La nueva presidenta de la comunidad madrileña ha iniciado su nuevo proyecto arropada por la cúpula del PP, con Pablo Casado a la cabeza, y con parte del Ejecutivo regional en coalición ya desvelado.

"Ha mostrado una capacidad de diálogo que tengo que destacar", ha manifestado Casado tras el evento. El líder de los populares ha querido "agradecer" a Rivera y a Abascal por los acuerdos con ambos.

Se prevé que el lunes por la tarde revele el resto de nombres que restan por conocer entre las consejerías que corresponden al PP dentro del nuevo Ejecutivo autonómico, como es el caso de Hacienda, Sanidad, Educación, o Medio Ambiente.

La nueva presidenta regional ya ha apuntado en varias ocasiones que habrá "renovación" en el Ejecutivo autonómico en su voluntad de conformar "el mejor equipo" para dar respuestas a las necesidades de los madrileños.

Esta previsto que el martes tomen posesión de su cargo los consejeros designados en el nuevo Gobierno regional, que pasará a tener 13 integrantes en el Consejo de Gobierno.

Ayuso fue proclamada el pasado miércoles como nueva presidenta durante el Pleno de investidura de la Asamblea gracias a los votos de PP, Ciudadanos y Vox. Este sábado se publicó el decreto que hacía oficial su nombramiento en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La investidura de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid no fue sencilla y se formalizó tras dos meses de negociaciones entre las formaciones de centro derecha. Su proclamación se desbloqueó cuando Cs y PP asumieron el último documento de Vox, que ya avanzó que se quedaría en la oposición, para que sus 12 diputados apoyaran a la 'popular'.

Ayuso culminó así, 80 días después de la celebración de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, la apuesta personal del presidente del PP, Pablo Casado, de mantener la 'plaza' de Madrid, gobernada por los 'populares' los últimos 24 años.