Cuando se cumple un año desde que Pablo Casado fue elegido el presidente del Partido Popular, la formación va a experimentar una de sus grandes remodelaciones. Dentro de los cambios previstos de cara a la nueva legislatura —que está por ver cuándo arranca, si es que acaso lo consigue—, el líder popular escenificará este martes su consolidación al frente del timón, dando entrada y salida a diferentes miembros del partido para quedarse con los más leales a su lado, por si naufraga la investidura y hay que volver a elecciones.

Noticias relacionadas

De momento, en la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano entre congresos, Casado certificará la designación de los nuevos portavoces parlamentarios en ambas cámaras: a todas luces Cayetana Álvarez de Toledo —aunque las fuentes populares consultadas matizan que hasta que el presidente no lo haga oficial, todo puede cambiar— para el Congreso y Javier Maroto para el Senado.

Según el criterio del presidente del PP, Maroto habría de dejar su actual puesto orgánico, el de vicesecretario de Organización, número 3 del partido, para no acumular cargos. Al ser nombrado portavoz en la Cámara Alta ya gozaría de una plaza fija en el Comité Ejecutivo del partido. Así, una de las grandes incógnitas es quién ocupará la posición que el actual senador por Castilla y León deja libre.

"Que el personal esté callado"

“No hay nada seguro. Es todo un engranaje y Pablo conoce bien cómo funciona. Nadie sabe nada, incluso los que serán nombrados, para que el personal esté callado”, comentan algunos de los protagonistas de las quinielas en privado. “Un buen presidente se guarda el sorpresón para última hora”, ríe también otra de las caras que más suenan cuando se le pregunta al respecto.

De momento, los nombres que más suenan en las conjeturas internas son el de la actual vicesecretaria de Acción Social, Cuca Gamarra; la líder del PP Navarro, Ana Beltrán, y el actual secretario de Política local, Antonio González Terol. Los tres son actuales diputados en el grupo parlamentario popular en el Congreso.

No será el único cambio: en el equipo del PP más casadista se sustituirán ciertos nombres a nivel orgánico para darles foco a nivel parlamentario o, simplemente, para que dejen paso a otros miembros más cercanos al líder. Así, en Génova se da por hecho que saldrá de la dirección del partido la actual vicesecretaria de Comunicación, Marta González; la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, o el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Vicente Tirado.

Comisiones parlamentaras

El hecho de que Albert Rivera “haya movido ficha”, en palabras de algunos populares, con su Ejecutiva de cara a una posible repetición electoral ha obligado, en cierta medida, a que el PP les replique. “Aunque igual este movimiento se queda en nada”, advierten.

Mientras tanto, este martes también se conformarán hasta 28 comisiones parlamentarias, aunque se dejarán otras para la vuelta del verano, en septiembre. El PP ha de designar a qué presidentes y vicepresidentes propone entre sus diputados, según le corresponde por su peso parlamentario.

Entre las comisiones que quedarán listas están algunas de las más relevantes, como la referente a Territorios, Hacienda, Igualdad o Educación. Son todas las referentes al artículo 46 del reglamento del Congreso, que son las que se corresponden a ministerios. Será la guinda al pastel del nuevo PP, puesto que ayudará a despejar la incógnita de cómo se estructurará el nuevo grupo parlamentario.