Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) exige a Pedro Sánchez que abra el diálogo sobre un referéndum de autodeterminación en Cataluña. Y lo hace en un momento clave, a tres días de que el presidente del Gobierno se reúna con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y le proponga una fecha para la investidura. 

Noticias relacionadas

"Se le han acabado las excusas", ha dicho Pere Aragonés, adjunto a la presidencia de ERC, durante el primer Consejo Nacional del partido independentista después de cerrar todos los ciclos electorales. 

El también vicepresidente de la Generalitat ha lanzado el mensaje a Sánchez de que su partido es el vencedor de las elecciones en Cataluña y, por tanto, entiende que el presidente del Gobierno tiene que sentarse a dialogar con ellos y "abandonar el bloqueo que se autoimpone". 

ERC tiene claro cuál debe ser el final de esas conversaciones: conseguir un referéndum de independencia para Cataluña, la única manera de "culminar el problema político" de la región, a juicio de los independentistas.

Momento de presión

Los independentistas catalanes lanzan la advertencia en un momento clave. En sólo tres días debe presentar la fecha para una investidura que todavía no está clara, pues Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (Podemos) todavía no han llegado a un acuerdo

Una posible abstención de ERC y EH Bildu, formaciones independentistas con representación en el Congreso, puede ser determinante para la formación de Gobierno. Este mismo viernes representantes de los dos partidos políticos se reunieron para acercar posiciones de cara a esa investidura. 

Comparten que su posicionamiento en la investidura depende de lo que Sánchez decida sobre el referéndum que persiguen: "De lo que quiere hacer, de si quiere apostar por el diálogo y la negociación o si prefiere mantenerse alejado de actitudes y posiciones democráticas", manifestaron los representantes de ambos partidos.