El secretario general del PP y número 2, Teodoro García Egea, ha rechazado frontalmente que la formación vaya a abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez, a pesar de las declaraciones de las últimas horas de miembros del partido como Isabel Díaz Ayuso o Esperanza Aguirre, que deseaban un acuerdo en esa línea.

"El PP no es un partido bisagra, ni lo ha sido nunca, ni tiene vocación de ello. Somos la alternativa al gobierno. Cierro la puerta desde aquí a cualquier posibilidad a que sea Pedro Sánchez presidente con nuestra facilidad. Es más, vamos a dificultar la investidura de Pedro Sánchez", ha indicado.

Egea ha querido dejar clara la postura de la dirección nacional popular: "El antagonista del PSOE ha sido, lo es y lo va a ser siempre el PP. La coherencia no debe perderse nunca en política".

Hacen suyo el "no es no" de Sánchez

Según lo expuesto por García Egea, la tesis es compartida por todo el partido, incluido Díaz Ayuso. De hecho, ha afirmado haber hablado con la candidata popular a la Comunidad de Madrid "antes y después" de la entrevista donde deseaba la abstención de su formación en la investidura. "Estamos plenamente en línea: a todos nos gustaría que Sánchez no gobierne con los nacionalistas, pero es la única opción que tiene o irnos a elecciones". "La pelota no está en el tejado del PP, sino en el del señor Sánchez".

Presumiendo de "sentido de estado", el secretario general ha recordado que su partido no tiene nada "que demostrar". "El PP ha hecho siempre las mayores cesiones. En el PV votó a Patxi López a cambio de nada, y lo volveríamos a hacer".

Pero esta ocasión es diferente, ha aducido. "La hoja de ruta que tiene hoy Sánchez es incompatible con cualquier pacto con cualquier partido constitucionalista. Sánchez debe recordar sus palabras de hace 4 años cuando algunos le pideron a él algo similar y él dijo 'No es no'".

"El debate le interesa claramente al PSOE. Sus socios naturales son los que le hicieron presidente en la moción de censura. Yo le pido al PSOE que, en vez de estar ofreciendo un mercado persa de alcaldías y comunidades autónomas, se centre en conseguir en apoyos para la investidura", ha indicado. "El PP está donde le han puesto los españoles, que es en la oposición. Y desde ahí vamos a intentar mitigar al máximo el dolor de cabeza que supone el señor Sánchez para los españoles".