Los presidentes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, respectivamente, han anunciado que sus grupos en el Congreso y en el Senado pedirán a estas cámaras la suspensión como parlamentarios de los cinco dirigentes independentistas en prisión preventiva que han logrado un escaño.

Este lunes, Oriol JunquerasJordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez han formalizado sus actas en la Cámara Baja y Raül Romeva lo ha hecho en la Alta.

Casado ha calificado de "escarnio" que estos políticos vayan a participar este martes en la sesión constitutiva de las Cortes, y de "provocación" y "ofensivo" que hayan podido entregar sus credenciales.

El PP presentará en unas horas un escrito ante la Mesa del Congreso para exigir esta suspensión, en aplicación del artículo 21 del Reglamento, en el que se recoge que el diputado quedará suspendido en sus derechos y deberes parlamentarios cuando se halle en "situación de prisión preventiva y mientras dure esta".

"Han intentado liquidar España"

También en función del artículo 384 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que dice que "el procesado que estuviere ostentando función o cargo público quedará automáticamente suspendido en el ejercicio del mismo mientras dure la situación de prisión" provisional "por delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes".

Casado considera que esta suspensión se puede hacer "de inmediato" aplicando estos preceptos legales.

Ciudadanos ha tiene preparado el escrito a presentar a la Mesa. Lo ha confirmado Rivera en rueda de prensa, en la que ha recalcado que solicitará "la máxima celeridad" para que la suspensión se haga efectiva cuanto antes. El dirigente ha recordado "los gravísimos delitos por los que están procesados los dirigentes de ERC y JxCat juzgados por el Tribunal Supremo.

"Aquí se sientan los que defienden la soberanía nacional, no los que han intentado liquidar España", ha zanjado Rivera.