El programa electoral de Podemos ha inventado el abono joven de transportes en su categoría premium, y promete hasta viajes gratis para todos los menores de 26 años en todos los medios de transporte "colectivos de ámbito urbano y metropolitano", incluso en los desplazamientos "entre las islas", para el caso de jóvenes de Baleares y Canarias.

La propuesta, que se incluye dentro del plan "Horizonte Verde" de Podemos para reducir la energías de origen fósil, equivale en la práctica a prometer viajes gratis a Ibiza y Formentera a todos los jóvenes de Baleares.

Así, en el punto 17 del documento de promesas para las elecciones del 28-A, Podemos plantea "crear una tarjeta única de transporte, gratuita para menores de 26 años" que dé "acceso gratuito a transportes colectivos de ámbitos urbano y metropolitano, comarcal, entre islas y provincial" para este colectivo. [Consulte aquí el programa completo de Podemos]

Un euro o menos para el resto de usuarios

Además, permitiría el "acceso universal" al resto de usuarios "al precio máximo de 1 euro por trayecto, sin perjuicio de planes especiales para el mundo rural, donde podrá tener un coste menor o incluso ser gratuito" para utilizar los medios públicos o los operados por empresas privadas pero con consideración de prioritarios para las "garantías ciudadanas" en las que se enmarca la propuesta de su horizonte verde . 

La idea parte de la concepción económico-social del partido, que cree que "fomentar la movilidad" sin cargo al magro bolsillo de los jóvenes facilitará la creación de empleo, eliminará trabas y, sobre todo, "generará consumo interno y, por tanto, retorno a las arcas del Estado" por la vía de poner en marcha la maquinaria económica. De hecho, así lo explica el mismo documento: "Se tratará siempre de una medida vinculada a un aumento de la calidad y frecuencia de estos transportes, conforme a nuevos planes de movilidad sostenible que impulsen el transporte colectivo".

El "laboratorio" de Castilla-La Mancha

En sus explicaciones los días de presentación del programa electoral de Podemos, su secretario de Economía, Nacho Álvarez, ha esgrimido un estudio de la Universidad de Castilla-La Mancha en el que se basaba el Plan de Garantías Ciudadanas puesto en marcha a instancias del Gobierno regional que ha compartido el PSOE de Emiliano García-Page con Podemos. Según este informe, "por cada euro invertido" en beneficios sociales como la garantía de ingresos, "la producción regional aumenta en 1,43 euros".

Es más, ese mismo documento, elaborado ad hoc para el gobierno regional bajo el título "Evaluación del Plan de Garantías de Castilla-La Mancha", añade que "por cada 100.000 euros de inversión se generan 1,59 empleos nuevos".

Emiliano García-Page y José García Molina durante la negociación para que Podemos entrara en el Gobierno manchego. EFE

Y es que en realidad la entrada de José García Molina como vicepresidente del Gobierno socialista regional manchego como cuota del partido morado -que dirige a nivel regional- fue "una especie de laboratorio" para lo que busca ahora Iglesias a nivel nacional, tal como confirman fuentes de la dirección de Podemos. Los planes presentados el lunes previo al inicio de la campaña tienen, de hecho, el mismo nombre, "garantías ciudadanas", y la misma base académica para sostenerse en lo ideológico.

Todo hay que decirlo, el plan lanzado por el Gobierno castellano-manchego a finales de 2017 como condición sine qua non impuesta por Podemos para salvarle los Presupuestos -y la legislatura- a Page, concedió 153.000 ayudas en el año 2018, que beneficiaron a 111.000 hogares, pero la ley que prometió el presidente socialista a sus socios, finalmente, no se aprobó en el Consejo de Gobierno.

García Molina, un pablista convencido pero muñidor del conato de rebelión regional del pasado enero tras la espantada de Íñigo Errejón, ha liderado en la región limítrofe con Madrid lo que ahora Iglesias quiere llevar a la Moncloa. Y ha reproducido sus quejas en el trabajo conjunto con Page. "Es lo del PSOE de siempre", explican fuentes de la dirección de Podemos, "les tiemblan las piernas al final".

La consejera en el Ejecutivo castellano-manchego Inmaculada Herranz, cuyo único cometido es ser la coordinadora del Plan, se quedó a medias en sus objetivos. "Page nos ha parado la ley, que era imprescindible para blindar el plan", lamenta una alta fuente del partido a nivel nacional. Y con este argumento central se enfrentarán PSOE y Podemos el 26 de mayo... pero antes queda la batalla de las promesas del 28-A.