Los Mossos d'Esquadra han tenido que realizar varias cargas contra los radicales concentrados contra la manifestación de Vox en Barcelona este sábado. Los CDR, Arran y la CUP habían convocado una hora antes a sus simpatizantes para rechazar la marcha del partido de Santiago Abascal en la plaza de España. Los altercados se han saldado con siete detenidos, según fuentes policiales, y al menos cinco personas heridas.

A la convocatoria independentista se han acercado no más de un centenar de personas. Algunos de ellos han provocado varios incidentes, como la quema de materiales y lanzamiento de piedras. La policía autonómica catalana ha respondido con algunas cargas para evitar la confluencia de las dos concentraciones.

“Atención, les habla la policía. No hagan lanzamientos contra la línea policial”, dicen los Mossos por megafonía.  Los agentes han cargado contra los CDR en el Mercado de Hostafrancs, muy cerca de donde está convocado el acto de Vox, ya cuando había llegado la plana mayor del partido: Abascal, Javier Ortega, Rocío Monaterio e Iván Espinosa de los Monteros

Los radicales han lanzado cascotes que había en el suelo, no retirados en los últimos días por el Ayuntamiento. Mientras, el DJ del acto de los de Abascal pinchaba a todo volumen el Qué viva España

En los altercados que se han producido en los alrededores de la plaza de España, al menos siete personas han tenido que ser atendidas por el Servicio de Emergencia Médicas (SEM), cuatro de ellas leves (un mosso). Otro de los atendidos ha tenido que ser trasladado al Hospital Clínic. Al menos, siete personas han sido detenidas tras las protestas independentistas contra el acto electoral de Vox en Barcelona.

Inmediatamente, en el comienzo del acto y ante miles de personas, el número 2 de Vox por Barcelona, Juan José Aizcorbe, invocaba la "Barcelona, hospital de los pobres, la de las grandes ferias y exposiciones universales".

Además de la contramanifestación separatista, también el líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y candidato a la Alcaldía, Jaume Collboni, impulsó el recorrido de un autobús que recorrerá la ciudad para contrarrestar los autobuses con "el discurso del odio" que acuden a la avenida Maria Cristina para participar en la concentración de Vox de mediodía.

Jaume Collboni y otros líderes del PSC, junto al 'autobús del amor'. EP

El llamado 'Autobús del amor' lleva cuatro grandes palabras a cada lado, en castellano y catalán respectivamente: 'Antisfascismo', 'Feminismo', 'Diversidad' y 'Orgullo', junto a sendas fotografías de dos hombres y de dos mujeres besándose, junto al logotipo del PSC y la dirección de la web de campaña de Collboni.

En declaraciones a los periodistas junto al bus, el lhíder socialista explicaba que el vehículo irá pasando por los barrios y repartirá folletos que explican por qué circula este sábado y decir que "es el momento de reaccionar, plantarse" y explicar los valores de los barceloneses.

Collboni dijo que la capital está orgullosa de su diversidad y se contrapone a los autobuses de aquellos que, según ha dicho, quieren hacer retroceder España para que sea "un país en blanco y negro, de intolerancia, que señala a las mujeres, los migrantes y los gays y lesbianas", criticó.

"Ante eso, reafirmamos nuestro compromiso con los valores de una sociedad abierta y tolerante", que el candidato considera que se identifica tanto con Barcelona como con los Derechos Humanos.