El Govern ha acogido con "sorpresa" las cartas enviadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, al que responderán que los Mossos d'Esquadra actúan solo por criterios "técnicos", y le ha pedido que no se "vuelva a equivocar con el 155". Además ha explicado que no ve una provocación la celebración del Consejo de Ministros en Cataluña.

En una rueda de prensa después de la reunión del Govern, la consellera de Presidencia y portavoz, Elsa Artadi, ha reaccionado así a las cartas que ha enviado el Gobierno advirtiendo de que ordenará la "intervención" de las fuerzas de seguridad del Estado "en términos de proporcionalidad y necesidad" si los Mossos siguen sin ejercer su función de "garantizar el orden público".

Artadi ha afirmado que contestarán "con normalidad" las tres cartas, y ha recalcado que los Mossos actúan con "criterios técnicos y policiales" para "mantener el orden público por encima de todo".

Ha pedido al PSOE "una reflexión" para que "no se vuelva a equivocar" con el artículo 155 de la Constitución: "Apelaríamos a que el PSOE no se deje llevar por discursos como el de Pablo Casado -presidente del PP-", ha afirmado la consellera.

La portavoz ha explicado que celebrar el Consejo de Ministros el día 21 en Cataluña no sería una provocación: "Yo no dije que celebrar el Consejo de Ministros en Barcelona fuese un provocación, lo que pasa es que muchas personas en Cataluña lo entienden como una provocación", ha matizado. Y ha añadido que ellos no tienen potestad en el tema: "Nosotros no le podemos decir al Consejo de Ministros donde debe reunirse".

ERC: que se celebre "donde más le plazca"

Por su parte, el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Joan Tardà, también ha asegurado este martes que Sánchez tiene derecho a reunir en Barcelona a su Consejo de Ministros, pero ha recalcado que es "absurdo" que un conflicto entre demócratas no pueda resolverse "entre demócratas".

"El Gobierno de España tiene todo el derecho de celebrar un Consejo donde más le plazca", ha respondido Tardà al ser preguntado en la Cámara Baja sobre la conveniencia de que el Ejecutivo mantenga sus planes de reunirse el día 21 de diciembre en la capital catalana, una cita que ha sido interpretada como una "provocación" por parte de la Generalitat.

Eso sí, Tardà ha aprovechado la pregunta para dejar claro que para su formación "es absurdo" es que lo que, a su juicio, es "un conflicto entre demócratas", no pueda "resolverse democráticamente y deba resolverse con años de cárcel".