La presidenta y la vicepresidenta de la Asociación Hablamos Español sufrieron el pasado domingo por la noche varias llamadas "amenazantes, en tono agresivo y sexual" desde un mismo número de teléfono. Gloria Lago, presidenta del colectivo, ha denunciado a EL ESPAÑOL su "asco y exasperación" por que ella y Marisol Legaz hayan tenido que soportar "que alguien te insulte por teléfono a las once de la noche y un domingo sólo por defender que los niños puedan estudiar en español en toda España".

Las frases más soeces que recuerdan son: "Tengo muchísimas ganas de meterte el pollón en la boca". "Y follarte por el puto culo".

El relato de la cabeza visible de esta organización que está recogiendo firmas para impulsa runa Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que se convierta en una ley "para defender el derecho a la educación en la lengua materna" se inicia "tras un día de muchísimo trabajo" organizando el ingente trabajo que supone la presentación de la ILP. "Recibimos decenas, cientos de llamadas cada día, de gente interesada en colaborar y en estampar su firma", cuenta, "por eso, aunque era tarde, atendí el teléfono y al otro lado había un hombre que se hacía pasar por alguien interesado en apoyarnos".

"Como tenemos los números publicados en la página web, es fácil localizarnos", explica Gloria Lago. EL ESPAÑOL reproduce la grabación junto a las fotografías de los presuntos autores en la que dos individuos, en aparente estado de embriaguez, profieren las amenazas. Han sido denunciados con nombre y apellidos por Hablamos Español "ante el juzgado de guardia".

El audio dice textualmente:

"Marisol te estuvimos buscando en el Facebook, y oye nos pones muchísimo a nosotros dos, tengo muchísimas ganas de meterte el pollón en la boca, no sé cómo lo ves".

Otra voz masculina interviene:

"Y te queremos follar por el puto culo".

El inicio de las amenazas

En la primera llamada, una vez iniciada la conversación, Lago explica que "entre risas y a gritos, de la persona que llamaba y de quien estaba a su lado, empezaron a decirme de todo... me quedé bloqueada, jamás habían llegado a esto", explica al otro lado del teléfono desde Vigo. "Me dijeron la palabra que empieza por P, la que empieza por F..."

Después de que ella colgara, siguió recibiendo telefonazos uno tras otro, hasta que, "harta", volvió a descolgara "sólo para decirles que me dejaran en paz, que yo también tenía derecho a descansar". Sin embargo, los dos protagonistas no cejaron en su empeño y llamaron esta vez a la vicepresidenta de la asociación, Marisol Legaz.

Sin conocer lo que le había ocurrido a Lago, la vicepresidenta se percató de que tenía tres llamadas perdidas en su móvil y preguntó én qué podía ayudar a través del WhatsApp al remitente. Éste se hacía pasar por alguien interesado en la recogida de firmas. A continuación, recibió una telefonazo a través de la aplicación de mensajería instantánea. En cuanto descolgó, los dos individuos comenzaron a gritarle expresiones soeces. Tras colgar, llamaron dos veces más hasta que dejaron el citado mensaje de audio en su teléfono.

Este periódico consultó con las afectadas cómo habían identificado a los sospechosos de las amenazas: "Tenemos un equipo de personas que trabajan en la asociación y fue sencillo, porque fueron tan torpes que llamaron sin ocultar su número... Así que tirando de ese dato, localizamos el nombre del dueño de la línea y con eso acabamos en que los dos presuntos autores son estos dos personajes: J.N.G. y su gemelo N.N.G."

El plazo para la ILP

La Asociación Hablamos Español tiene acumuladas ya casi 400.000 firmas para presentar en el Congreso de los Diputados la Iniciativa Legislativa que pretende sacar adelante una Ley de Libertad de Elección de Lengua. A falta de de otros 100.000 apoyos, el plazo se termina el próximo 9 de noviembre. "Ahora mismo estamos en el momento más álgido, creciendo en apoyos y con cientos de llamadas de gente que quiere adherirse".

El trabajo de Lago comenzó hace más de una década. "Fíjate, mi hijo tiene ahora 18 años y está en 2º de Bachillerato... aquí en Galicia, como ha elegido Humanidades, lo tiene todo en gallego, es indignante". Pero lo más llamativo es cuando Lago rememora cuando lo llevaba al colegio de pequeño: "Hubo una vez en que él, con siete años, tuvo que ver decenas carteles con mi fotografía manchada de rojo sangre a lo largo de todo el camino a la escuela".

En ese tiempo, Lago denuncia que le han rajado las ruedas del coche, le han insultado por la calle y le han roto los cristales de casa en decenas de ocasiones. "No tenemos el apoyo de ningún partido", y a pesar de los discursos públicos de PP y Cs, ella cree que "están asustados con este tema, no se comprometen con la enseñanza en español". De hecho, la asociación sólo ha recibido el aliento puntual de algún miembro de esos partidos, "pero no de la formación en sí".

Y culpa a la Xunta, gobernada por los populares desde hace nueve años ininterrumpidamente, de no haber querido afrontar "un clamor que está en la calle". De hecho, señala: "Hasta en Cataluña escuchas a políticos hablar en castellano en el Parlament, aquí hace años que nadie lo hace, todo es en gallego".

Lago explica que hace años tuvo que llevar escolta policial. "Pero sólo un tiempo, cuando vieron que nuestras denuncias nos daban más publicidad a nosotros que a ellos, los intolerantes pararon"... hasta este domingo. "Sí, pero a saber cuál es la ideología de éstos dos, no sé", explica la presidenta de Hablamos Español, "esto se ha hecho tan mal en toda España que una ya no sabe si es que simplemente son dos tontos o hay alguien detrás".