La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado hoy que "es importante que el rey mantenga su inviolabilidad" que le concede la Constitución, por lo que ha rechazado incluir la supresión de este blindaje en la reforma de la Carta Magna, como han demandado Podemos, PNV, ERC y PDeCAT.

Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha subrayado que la eliminación de la inviolabilidad del jefe del Estado "no entra en absoluto" en la propuesta del Gobierno de limitar el aforamiento de los miembros del Gobierno y de los parlamentarios al ejercicio de sus funciones.

"Es importante que el rey mantenga su inviolabilidad y, además, su modificación en la Constitución requiere un procedimiento agravado. Por lo tanto, no entra en absoluto en este paquete de ninguna de las maneras", ha remarcado la portavoz del Ejecutivo.

La inviolabilidad del jefe del Estado, por la que no está sujeto a responsabilidad penal, se recoge en el bloque constitucional que habla de la Corona, por lo que su modificación requiere la aprobación por parte del Congreso y el Senado, la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones.

Según Celaá, la reforma que plantea el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre los aforamientos se limita a un procedimiento ordinario, sin necesidad de disolver las Cortes, aunque sí podría convocarse un referéndum si lo solicitase un diez por ciento de los diputados de la Cámara Baja.

Preguntada por qué es importante mantener la inviolabilidad del rey, Celaá ha insistido: "Por que es el jefe del Estado y porque está en el artículo de la Corona que es la parte de la Constitución que requiere un procedimiento agravado para su modificación".