El presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, ha hecho este jueves una reivindicación del Rey Juan Carlos durante un discurso sobre las perspectivas de la Unión Europea (UE) en el que, además, ha advertido de la combinación entre nacionalismo y populismo: "Conduce a la ceguera y a la guerra, siempre ha sido así", ha dicho, recordando palabras del presidente francés François Mitterrand.

Al Rey Juan Carlos le ha mencionado cuando hablaba de la Transición española, en un momento en el que "España decidió no sufrir la historia sino hacer historia".

Juncker ha señalado que España y Europa deben mucho a los que "tras la dictadura tomaron la historia en su mano", también al Rey Juan Carlos. "Es un gran Rey, quiero decirlo aquí, un gran Rey del que toda Europa puede estar orgullosa", ha añadido.

Estas declaraciones se producen una semana después de que EL ESPAÑOL hiciera públicas las grabaciones de las cintas de Corinna. Una conversación en la que la que la consultora germano danesa habla con el excomisario Villarejo y el expresidente de Telefónica Juan Villalonga sobre su relación con el Rey Emérito, las cuentas bancarias que éste aún tiene en Suiza y cómo el CNI amenazó su vida y la de sus hijas en una reunión en Londres.

Juncker ha impartido la XIV Lección Conmemorativa Carlos Amberes, pronunciada en la sede de esta fundación, ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le ha presentado, y siete de sus ministros, sobre el tema 'Nuevas perspectivas para el futuro de la UE'.

Tanto Juncker como Pedro Sánchez han hecho una firme defensa del proyecto europeo, ante sus críticos internos y también ante el alejamiento del presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, que ha situado a la UE como "enemigo".

Europa, ha dicho Sánchez, tiene intención de "no ser enemiga de nadie, sino aliada del progreso global", convencido de que esa es una meta que sólo se podrá alcanzar "desde la superación de los egoísmos nacionales". El jefe del Ejecutivo asume que ese es el mensaje que Juncker le trasladará a Trump cuando le visite la semana que viene: "dejar claro que Europa siempre será amiga de sus aliados y en particular de la sociedad estadounidense".