"Ha habido muchas informaciones cada día. Hoy sabemos mucho más de lo que sabíamos entonces. Cuando sabemos que las firmas de los papeles están falsificadas, que ha habido notas que se han corregido... todo eso se ha ido añadiendo". Rafael Catalá ha aludido a la acumulación de nuevas informaciones para explicar su nueva visión del caso Cifuentes, mostrándose reticente a apoyar a la presidenta de la Comunidad.

"Ojalá que Cifuentes tome las decisiones que correspondan" ha dicho el ministro de Justicia en una entrevista en Onda Cero. "Cuanto antes se resuelva este asunto, mejor", ha afirmado.

Noticias relacionadas

Catalá ha dicho que la situación ha ido evolucionando tras las noticias que afectaban al máster de Cristina Cifuentes: "Empezamos con una declaración de ella que decía 'tengo mis títulos'. Hemos ido conociendo que en esos papeles hay una firma que no es auténtica, que hay una serie de elementos que nos añaden incertidumbre".


El ministro ha aseverado también que  el anuncio de la mayoría independentista del Parlament de Cataluña de presentar una querella contra el magistrado del Tribunal Supremo que investiga el proceso separatista Pablo Llarena "esconde un cierto ánimo de amenaza".

Así lo ha indicado al ser preguntado por el anuncio de dicha querella contra el juez Pablo Llarena por supuesto delito de prevaricación en su resolución de no permitir que Jordi Sánchez, en prisión por la causa que instruye, se persone en el Parlament para poder ser investido presidente de la Generalitat.

"Contra las decisiones de los jueces están los recursos y a mí me parece que se están equivocando al intentar amedrentar o incluso amenazar a un magistrado a base de escraches, de pintadas en su vivienda y de presentarle una querella por hacer su trabajo", ha añadido.

Y ha insistido: "Yo creo que es un error gravísimo que además esconde un cierto ánimo de amenaza, de si no me dices lo que yo quiero te pongo una querella".

A juicio de Rafael Catalá se trata de "una deriva muy muy peligrosa en un Estado democrático".

"Me parece que en el año 2018 en Cataluña, en Barcelona, en España, que haya personas que tengan que llevar escolta porque unos supuestos comités para la república les están amenazando, pintando sus fachadas y dirigiendo tuits ofensivos yo creo que es intolerable", ha abundado.

El titular de Justicia ha manifestado que "pensaba que habíamos superado ya esas épocas de las amenazas, de las coacciones y de la tensión" y ha deseado que se trabaje "más por la convivencia y por el respeto mutuo y menos por las amenazas".