El Partido Popular cree que pedir la cabeza de Cristina Cifuentes por su máster es "precipitado". La dirección nacional de la formación conservadora ha tomado las riendas de la crisis en su federación madrileña y esta misma tarde se pondrá en contacto con la cúpula de Cs para intentar cerrar los términos en los que debe celebrarse la comisión de investigación a cambio de que retiren la petición de dimisión. 

La cúpula del PP nacional pide a Ciudadanos que recapacite y vuelvan a sentarse a hablar para ver de qué forma se puede poner en marcha una comisión de investigación para aclarar un asunto que ya está judicializado. "Debemos darnos la oportunidad de buscar una solución", pidió el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, que esta misma tarde se pondrá en contacto con homólogos de la formación naranja para acercar posturas y "reconducir" la situación.

El 'número tres' de Génova ha explicado que PP y Cs no se han puesto de acuerdo en el objeto de la comisión ni en quiénes eran las personas que debían desfilar por allí. "Se ha zanjado esta cuestión sin diálogo. Hay que buscar una solución", añadió. "La claridad tiene que venir por todas partes", remarcó.

Maillo evita hablar de candidaturas, que se hablará "en su momento". Lo más inmediato es solucionar ese desencuentro entre PP y Cs para "recuperar el escenario de la comisión de investigación". Además, cree que "no se puede obviar" que hay un profesor afín al PSOE que ha reconocido ser el filtrador de la información que ha puesto en jaque al Gobierno del PP de Madrid. De momento, la dirección nacional del PP insiste en que lo más importante es mantener la "estabilidad" de "una comunidad autónoma como la madrileña".