Saber es poder. El Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha una campaña de concienciación ciudadana para prevenir y denunciar las agresiones sexuales en las fiestas de los barrios, titulada Fiestas libres de violencias machistas. Porque "no es no", cuando sea, como sea y donde sea. Entre los meses de agosto y octubre se repartirán chapas, pegatinas y servilletas de bar y se informará en puntos de información llamados violeta acerca de cómo proceder ante un caso de violencia machista. 

Noticias relacionadas

"Una de las violencias más recurrentes e invisibles es contra las mujeres. Son cotidianas, se producen en el ámbito privado pero también en público, en noches y fiestas", ha explicado Celia Mayer, delegada de Políticas de Género y Diversidad del consistorio madrileño. Madrid no quiere que sus fiestas vecinales sean los nuevos San Fermines, según ha detallado la concejal, donde se registraron ocho agresiones sexuales, tres de ellas violaciones.

La sensibilización y la prevención son claves para el Ayuntamiento de Manuela Carmena. Así, se habilitará un teléfono de jueves a domingo de 22 a 7 horas para solventar cualquier duda o pedir información: el 628 18 60 76. Al otro lado de la línea contestará una persona especializada en victimas de violencia sexual. 

Espacios donde las mujeres se sientan seguras

El objetivo de la campaña es que las fiestas sean un espacio de diversión y libertad donde las mujeres se sientan seguras, fuertes e informadas. "Insistir es agredir. Si no eres parte de la solución eres parte del problema", rezan algunos de los materiales que se distribuirán en redes sociales a jóvenes y adolescentes.

La iniciativa busca remover conciencias en la comunidad, en el entorno, en aquellos que están de manera cotidiana en la noche y espacios públicos. "Queremos que los vecinos y vecinas digamos que no lo vamos a permitir", ha destacado Mayer. Hacer de la violencia machista un asunto de todos.

Los puntos violetas se instalarán en casetas o pérgolas en las inmediaciones de las fiestas de los distritos madrileños. En ellas, diez o quince voluntarios explicarán qué es la violencia sexual, qué tipos existen, qué hacer o cómo acompañar a una víctima.