PSOE, Podemos y Ciudadanos han abandonado la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos creada por el PP en el Senado. La oposición se ha opuesto en bloque a participar por activa o por pasiva de una comisión que consideran "sectaria". El PP impulsó esta comisión en el Senado como respuesta a la comisión sobre la presunta caja B del PP que se celebra en el Congreso.

La comisión del Senado ha comenzado este jueves con la citación de los tesoreros de Podemos, Ciudadanos y PSOE. Los portavoces de los tres partidos han hecho una breve intervención, idéntica en algunos de sus puntos, criticando al PP y con conatos de bronca. Finalmente, han anunciado que no formularán preguntas a ninguno de los compareciente de esta comisión.  

"Renunciamos a formular cualquier tipo de pregunta por este plan de trabajo sectario, manipulador y viciado del PP", ha dicho el senador de Ciudadanos Xavier Alegre. La senadora de Podemos Pilar Garrido, por su parte, ha acusado al PP de "uso abusivo y partidista de las instituciones".

Informe al letrado

El senador socialista Antonio Julián Rodríguez ha acusado al PP de enterrar toda credibilidad en la lucha contra la corrupción con esta comisión. "Utilizan el Senado como una forma de manipulación política. Pretenden hacer un juicio político para disipar y borrar la comisión que se está celebrando en el Congreso", ha dicho.

Después de las intervenciones, cuando ha tomado la palabra el senador del PP, los portavoces de PSOE, Podemos y Ciudadanos se han levantado y abandonado la comisión. Los tres partidos han anunciado en rueda de prensa que pedirán un informe al letrado del Senado para valorar si el plan de trabajo impuesto por el PP puede vulnerar derechos de las personas.

"Si hemos estado ahí es porque teníamos la obligación de defender las instituciones del uso abusivo y partidario del PP. Es una farsa que tiene como único objetivo tapar las vergüenzas de lo que se está viendo en el Congreso", ha dicho Garrido. "Lo que estamos viviendo hoy no es más que una pataleta del PP", ha añadido Alegre.

Podemos defiende su financiación

Después del plante, la comisión ha seguido su curso con la comparecencia del responsable de Finanzas y Transparencia de Podemos, Daniel de Frutos. Sólo el PP ha interrogado a De Frutos sobre la financiación del partido morado. 

Los populares han aprovechado la ocasión para cuestionar el modelo de crowdfunding y los microcréditos de Podemos, que en su opinión "son ilegales porque no los recoge la ley de partidos". De Frutos ha dicho que las cuentas de Podemos están auditadas por triplicado y tienen el visto bueno del Tribunal de Cuentas. El PP ha aprovechado para cuestionar si el teléfono móvil de Pablo Iglesias lo paga o no Irán. De Frutos ha dicho desconocerlo.