PSOE, Podemos y Ciudadanos no quieren que la nueva legislatura siga dándole a los refugiados. Tras una visita a campos de refugiados en Grecia y Jordania, las diputadas Meritxell Batet (PSOE), Ione Belarra (Unidos Podemos) y Patricia Reyes (Ciudadanos) han presentado una iniciativa en el Congreso de los Diputados para exigir al Gobierno un compromiso firme con la acogida de refugiados y incrementar la ayuda al desarrollo.

Noticias relacionadas

La propuesta, que será debatida y votada en el pleno, saldrá adelante incluso si el PP decidiera votar en contra, ya que los tres grupos, junto a diputados del Grupo Mixto, se bastan para aprobarla. Sin embargo, se trata de una proposición no de ley, por lo que tiene un carácter político pero su cumplimiento depende de la voluntad política del Ejecutivo.

Según Batet, "la pugna política debería aparcarse para dar lugar a la urgencia" cuyas cifras son elocuentes por sí solas. En el mundo hay 65,3 millones de desplazados por conflictos bélicos y violencia, más que durante la II Guerra Mundial. Sólo el conflicto sirio ha hecho que hayan huído 4.810.980 personas, según datos de Acnur recogidos por la proposición. 

España adquirió en 2015 el compromiso de reubicar a 15.888 refugiados procedentes de otros países europeos antes de mediados de septiembre de 2017, pero sólo han llegado 690, por lo que faltan 15.198.

Según dijo en diciembre el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, España es el cuarto país de la eurozona en acogida de refugiados y pretende seguir trabajando en la reubicación en España. Pero desde el Gobierno también se ha dicho que muchos de los refugiados prefieren no venir a España. "Cuando el Gobierno nos presente 15.000 expedientes de reubicación rechazados por 15.000 refugiados, el argumento será creíble", ha dicho Batet, que junto a las parlamentarias de Podemos y Ciudadanos ha comprobado en primera persona ese interés por España en una expedición de la mano de Oxfam Intermón.

En Grecia "hay 10.000 personas identificadas esperando los visados del resto de países europeos", entre ellos España, ha denunciado Belarra, por lo que se trata de una cuestión de "voluntad política". Su grupo pide también una "refundación urgente del proyecto europeo que vuelva a lo que fueron sus valores iniciales". 

Por su parte, Patricia Reyes (Ciudadanos) ha asegurado que ella misma ha mantenido contactos con Zoido en los que el ministro le ha asegurado su buena disposición, algo que es parte del pacto de 150 medidas que el PP suscribió con el partido de Albert Rivera a cambio de los votos naranjas a la investidura de Mariano Rajoy. "Vamos a hacer un seguimiento", anunció Reyes, para garantizar que el PP cumple.

Adiós al 0,7% del PIB, pero al menos un 0,4

La iniciativa incluye otras medidas, como cumplir los acuerdos de reasentamiento de desplazados procedentes de Líbano y Jordania, agilizar los procesos administrativos, desarrollar un reglamento de la ley del derecho de asilo o tramitar más visados a estudiantes.

Las parlamentarias también reclaman "aumentar sustancialmente y salvaguardar la ayuda humanitaria" hasta que la ayuda al desarrollo llegue al 0,4% durante esta legislatura, muy lejos del 0,7 que llegó a ser un objetivo del Gobierno durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. Según datos de la OCDE, España es el tercer país de la organización que menos porcentaje del PIB destina a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), con un 0,12%.