Alejandro Requeijo Daniel Montero
La Policía Nacional última una nueva convocatoria para elegir a su ‘número dos’ medio año después de la última, que se saldó con un nombramiento provisional. Desde entonces, el Cuerpo cuenta con un director adjunto operativo (DAO)  “accidental”, según el término que empleó Jorge Fernández Díaz en su último día como ministro del Interior. Se refirió así a Antonio Rodríguez, el comisario principal que ocupó el puesto dejado por Eugenio Pino, ya jubilado. 
La designación de Rodríguez era una manera de ganar tiempo días antes de las elecciones generales del 26 Junio. Interior estaba inmerso en la polémica por las grabaciones al ministro con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña. Rodríguez no generaba tensiones añadidas en un Departamento siempre delicado y no exento de presiones internas entre familias policiales. Tan solo hubo que correr un puesto en la escala de mando ya que Rodríguez era el ‘número tres’ de la institución al frente de la Subdirección de Recursos Humanos, función que sigue compaginando en la actualidad. 

El favorito era Olivera

Esta solución transitoria dejó en el aire el concurso abierto por la Policía para designar al nuevo DAO, un trámite para dar formalidad a un nombramiento que los responsables del Ministerio ya tenían decidido. Su favorito era José Luis Olivera, actual responsable del Centro de Investigación contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). Sin embargo, aunque se daba por hecho que acabaría ocupando la plaza, su elección nunca llegó a producirse. 
En aquella convocatoria se presentaron un total de 14 candidatos. Entre otros, había nombres como el del propio Olivera, también estaba Rodríguez y el ex responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, hoy en la comisión judicial que investiga el 'caso Nicolay' en el que pidió investigar a la anterior cúpula policial.
Si quieren ocupar la plaza de DAO de forma definitiva tendrán que concurrir otra vez. El nuevo concurso que prepara Interior estará abierto a todos aquellos que reúnan las condiciones exigidas, empezando por el requisito de ser comisario principal, máximo rango del escalafón.

Nueva terna con nuevos candidatos

Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL enmarcan esta repetición del proceso en la llegada de nuevos responsables al Ministerio del Interior que ahora dirige Juan Ignacio Zoido. Este mismo martes se celebró en el complejo policial de Canillas -donde se ubican las unidades centrales del Cuerpo- el acto de bienvenida del nuevo director general de la Institución, Germán López Iglesias. Las fuentes consultadas defienden que los nuevos dirigentes deben tener poder de elección sobre el nuevo DAO. Y para ello es preciso contar con una nueva terna de candidatos a la que puedan sumarse mandos que no lo hicieron en su momento.
El ‘número dos’ de la Policía es el puesto policial más alto en el Cuerpo y con un gran poder de decisión sobre su día a día. Se trata de un cargo de confianza y quien tiene la última palabra es el director general de la Policía, pero sobre todo el ministro del Interior. Otras fuentes consultadas a este respecto añaden que entre un proceso y otro, la Subdirección General de Gabinete Técnico aconsejó en un informe interno volver a convocar la plaza para nombrar definitivamente al DAO.
La intención de Interior es que la convocatoria de la plaza se anuncie este mismo lunes en la Orden General del Cuerpo. En cualquier caso, el deseo es hacerlo antes de que finalice el año.