La candidatura de Pablo Iglesias a la Comunidad de Madrid, abandonando la vicepresidencia segunda del Gobierno ha provocado otro terremoto en la política madrileña. Después de la convocatoria de elecciones anticipadas la semana pasada, por parte de Isabel Díaz Ayuso, dinamitando el acuerdo de Gobierno en la Comunidad, Pablo Iglesias ha sorprendido a todo el mundo anunciando su candidatura a la Comunidad. 

Noticias relacionadas

"España me debe una. Hemos sacado a Pablo Iglesias de la Moncloa", ha dicho Isabel Díaz Ayuso, tajante, en una comparecencia a media mañana. La presidenta regional señalaba que cambiaria "el lema de la campaña para 'comunismo o libertad' porque de eso se trata en estas elecciones".

"Iglesias es una persona que ha ido en contra de la Comunidad de Madrid todo el tiempo, que cree en la expropiación, en la ocupación, que ha promovido ataques desmedidos contra el Isabel Zendal, y que en las últimas semanas ha estado alentando la violencia en las calles de Madrid", ha dicho. 

Nada más conocerse la decisión, Díaz Ayuso ya había reaccionado en Twitter con el nuevo lema de su campaña, utilizado también por Casado y la cuenta de redes sociales del PP en Madrid.  

Durante su comparecencia, Díaz Ayuso ha remarcado que no está "preocupada con la candidatura de Iglesia" y que ahora, "es momento de que todos los que quieren vivir en libertad en Madrid, se unan". "Tenemos que unirnos para que sus políticas nefastas, que han sembrado odio y miseria, no se traigan a la Comunidad de Madrid". 

Sobre la campaña política, Díaz Ayuso no ha querido esclarecer sobre si va o no a aceptar participar en todos los debates, resaltando que su tiempo "es limitado" porque "además de candidata, soy presidenta y tengo mucha ocupación" y por ello elegirá "los debates justos y necesarios".

Unión en la derecha

Pablo Casado se ha unido al discurso muy duro de Isabel Díaz Ayuso y ha considerado que las elecciones en Madrid son una disyuntiva entre el "comunismo de Iglesias, porque él mismo lo dice", y "la España moderada, la libertad de elección educativa, la libertad individual". En un acto organizado por Foment del Treball, en Barcelona, Casado ha sido concluyente: "Frente al comunismo de Pablo Iglesias, la concordia civil"cuenta Crónica Global.

Rocío Monasterio, candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, también ha reaccionado siguiendo la misma línea, y destacando que ahora empezaría la diversión porque lo que más "puede doler a estos comunistas es el voto en Vox".

Ignacio Aguado, quien fue el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, acusaba a Díaz Ayuso de "dinamitarlo todo" por "un capricho". 

Martínez-Almeida, por su turno, ha considerado que la candidatura de Iglesias es una buena noticia para Díaz Ayuso. "Pablo Iglesias candidato, mayoría absoluta de Díaz Ayuso seguro", dice el alcalde de Madrid en un vídeo al que acompaña del tuit "Iglesias 2023, candidato al Ayuntamiento de Galapagar".

Apoyo de Unidas Podemos

Por parte de sus compañeros de partido, Iglesias ha recibido varias muestras de apoyo. Ione Belarra, a quien ha propuesto para sustituirle "al frente del Ministerio de Derechos Sociales y para la Agenda 2030", ha considerado que Iglesias ha dado "una lección de altura histórica".

Alberto Garzón, por su parte, resaltaba la "valentía y responsabilidad histórica" de Iglesias.