La moción de censura que PSOE y Cs han presentado en Murcia ya tiene sus primeras réplicas. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado su dimisión y ha disuelto el Parlamento autonómico este miércoles en el Consejo de Gobierno. Las elecciones se celebrarán el 4 de mayo, según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes internas al Ejecutivo madrileño. 

Noticias relacionadas

La decisión, que fue tomada con el beneplácito de la dirección nacional del PP, se ha hecho para "frenar" una supuesta "moción de censura" de Ciudadanos y PSOE. "Si se hubiera presentado una moción no se puede adelantar elecciones", resumen fuentes del equipo de Gobierno de Ayuso.

Esta operación diseñada en la Puerta del Sol llega el mismo día en el que socialistas y naranjas se han puesto de acuerdo para echar al PP en Murcia, donde gobierna de manera ininterrumpida desde hace más de dos décadas. Desde el equipo de Ayuso subrayan que la presidenta ha firmado el decreto de disolución a las 12.00 horas y que la decisión queda decretada en ese momento, aunque se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid al día siguiente.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha adelantado ya que la decisión de disolver el Parlamento madrileño la ha tomado el PP de manera "unilateral" y que en ningún momento ha sido consensuado con Ciudadanos, el partido con el que comparten Gobierno. "Es una gran irresponsabilidad", confesó el todavía vicepresidente del Gobierno, Ignacio Aguado, al término del Consejo de Gobierno donde Ayuso ha anunciado su decisión de convocar las elecciones.

Murcia

La moción de censura que Cs ha presentado con el PSOE para echar a Fernando López Miras este mismo miércoles ha adelantado las intenciones de Ayuso, que nunca descartó la idea de adelantar las elecciones en la Comunidad de Madrid, impulsada precisamente por la mala sintonía que existe en el seno del gobierno con sus socios naranjas.

Tras el movimiento en Murcia, el partido de Santiago Abascal ha apremiado al PP a convocar elecciones en aquellas autonomías donde los conservadores gobiernan con Ciudadanos: Andalucía, Madrid y Castilla y León. De momento, solo Ayuso ha decidido dar el paso al frente y bloquear de esta manera otra hipotética moción de censura contra ella.