El consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha criticado la "falsedad" del efecto capitalidad "que está esgrimiendo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para justificar el hachazo fiscal que quiere dar" y ha defendido la política del Gobierno regional de concatenación de bajadas impositivas durante "16 años".

Noticias relacionadas

Lasquetty ha criticado a Montero porque, a sus ojos, "se empeña en decir que Madrid se aprovecha del resto de España por el hecho ser capital" y ha defendido que el hecho de que la región tenga unos impuestos más bajos no procede de aprovecharse de nadie.

Es gracias, ha precisado, "de una decisión política a lo largo de 16 años seguidos de tener en la Comunidad de Madrid impuestos cada vez más bajos" y ha afeado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la propia Montero que estén "promoviendo enfrentamientos" y la "animadversión, recelo y rechazo" entre las diferentes regiones de España con Madrid.

"Los datos evidencian que Madrid está mejor pero que eso se debe a las reformas económicas que se han hecho en las ultimas décadas. A décadas de políticas liberales de bajos impuestos que nos han llevado a un liderazgo de la economía", ha explicado.

En este sentido, apoyado en diferentes gráficos, Lasquetty ha defendido que Madrid lleva siendo la capital del país desde el año 1161, pero que ha sido "a partir de la implantación de políticas tributarias claramente liberales desde 2004" cuando la región ha comenzado a "ganar terreno" a Cataluña y a "crecer más que la media nacional".

Además, ha apuntado que ser la capital "no significa que todo lo que se recauda se quede en la región" y ha explicado que el hecho de que las sedes de algunas grandes empresas estén en la autonomía, tampoco genera mayores ingresos a las arcas públicas del territorio, pues el Impuesto de Sociedades "se lo queda el Estado" y del IRPF "solo se queda aquello que corresponde a las personas físicas que viven en la región".

"Madrid sólo recibe el 22% de la recaudación que registra en los impuestos sobre la renta, el IVA, y los impuestos especiales. En 2018 se recaudaron 884.831 millones de euros, de los cuales se quedaron para financiar Madrid 19.110, sólo uno de cada cinco euros", ha explicado el consejero, quien ha hecho hincapié en que "los otros cuatro de cada cinco euros se fueron a financiar gastos del Estado, de otras comunidades autónomas o al de las corporaciones locales".

El titular de Hacienda ha vinculado el "éxito" de la región frente a Cataluña con tener "un Gobierno creíble y que no ataque la libertad de los ciudadanos" y ha añadido que los mandatos "no socialistas", ininterrumpidos desde 2004, han acarreado "un cambio" que se ha traducido en bonanza económica para Madrid.

Finalmente, Lasquetty ha incidido en que esta diferencia también se refleja en los datos del paro, ya que con los gobiernos liberales "se ha generado mayor crecimiento económico" y las oportunidades de empleo han atraído a personas de otras regiones, especialmente a los jóvenes menores de 35 años que acuden a Madrid provenientes de otras regiones y "en busca de oportunidades laborales".

"Discurso provinciano"

El portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea de Madrid, José Cepeda, ha tachado de "discursos provincianos" los argumentos de esgrimidos por el Ejecutivo regional sobre la fiscalidad con el objetivo de "polarizar y confrontar".

Así ha contestado en Twitter a un tuit de la presidenta donde cargaba contra el programa electoral del PSC para los comicios catalanes del 14 de febrero, que propone acordar con el Gobierno central y el resto de autonomías "unos límites a la competencia fiscal a la baja en determinados impuestos, como el Impuesto de Sucesiones y el de Patrimonio".

"Conclusión: hay que subirle los impuestos a los madrileños en lugar de bajárselos a los catalanes y así ganar fuerza ante el independentismo", ha escrito Ayuso.

En su réplica, Cepeda ha dicho que Ayuso "concluye mal", y ha argumentado que "vivas donde vivas, si tienes más, debes ser solidario con quien tiene menos para que el conjunto de España progrese". "Hacer discursos provincianos para polarizar y confrontar, solo nos lleva a la irrelevancia. Madrid tiene otro nivel", ha zanjado el socialista.