Santiago de Compostela

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha denunciado este viernes el "machismo político" detrás de la decisión de la Delegación del Gobierno de Madrid de no autorizar las protestas con motivo del 8-M y ha acusado al PSOE de "haber sucumbido" a una "campaña" de PP y Vox para "cuestionar un derecho fundamental" y "criminalizar a las mujeres".

Noticias relacionadas

"A lo largo de esta pandemia hemos visto multitud de manifestaciones y movilizaciones de todo tipo, algunas incluso alentadas por la extrema derecha, pero ahora nos dicen que las mujeres no podemos manifestarnos y tenemos que quedarnos en casa", ha apuntado Pontón en una rueda de presa ofrecida junto a las diputadas autonómicas Olalla Rodil y Noa Presas.

Así, la líder nacionalista ha avanzado que el BNG "no se va a callar" ni va a permitir "ninguna campaña que pretenda limitar los derechos de las mujeres y tratarlas como ciudadanas de segunda", por lo que secundará las movilizaciones, siempre dentro del cumplimiento de las medidas de seguridad.

"No podemos renunciar al 8-M, una fecha de lucha y reivindicación de derechos, sobre todo cuando el feminismo ha dejado claro que se van a cumplir todas las garantías sanitarias y la distancia de seguridad y no se van a celebrar movilizaciones masivas", ha proseguido.

En este sentido, Pontón ha advertido de una "campaña" que busca "culpabilizar a las mujeres de una futura cuarta ola", siguiendo la estela de "la mentira repetida mil veces de que el 8-M tuvo la culpa de la primera".

"No vamos a permitir que la salida de la crisis signifique un paso atrás para las mujeres: no somos ciudadanas de segunda y quien no lo quiera ver, que no lo vea", ha sentenciado la líder del BNG, quien se ha mostrado especialmente crítica con el hecho de que el PSOE haya llamado a "telemanifestarse".

Por último, la portavoz nacional del BNG ha vuelto a incidir en lo "sorprendete" de que "todo el mundo se haya manifestado sin que se haya cuestionado, desde la industria a la hostelería o la energía", y ha recordado que el próximo 10 de marzo está convocada una gran movilización en la comarca de Ferrolterra "apoyada por el señor Feijóo".