Emilio Martínez Redacción | Agencias

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana ha abierto un expediente a la exalcaldesa de Xixona (Alicante) Rosa Verdú y al exconcejal Francisco Doménech tras ser detenidos la semana pasada en el marco del caso Azud, junto a otras 12 personas, en el que se investigan supuestos sobornos relacionados con proyectos urbanísticos. Se trata de un expediente informativo, según han informado fuentes del partido a nivel autonómico, en el que se dará cuenta de su situación procesal.

Noticias relacionadas

Verdú, que fue alcaldesa de Xixona entre 1997 y 2007, y Doménech, regidor con la exprimer edil de Medio Ambiente y Hacienda, entre otras áreas, forman parte del grupo de trece personas detenidas y más de medio centenar de investigados en la segunda operación policial del caso Azud.

En esta causa, que está bajo secreto de sumario, se investiga el posible cobro de comisiones ilegales relacionadas con operaciones urbanísticas y adjudicaciones de contratos en el Ayuntamiento de València, otros consistorios de la Comunitat y diversas entidades públicas locales y estatales, la mayoría entre 2004 y 2011.

En concreto, la Guardia Civil, la Fiscalía Anticorrupción de València y la jueza de Instrucción 13 de Valencia está investigando de Xixona el Programa de Actuación Integrada (PAI) de 7,2 millones de metros cuadrados durante el mandato de Verdú. 

Campo de golf

En plena burbuja inmobiliaria (2005), se proyectó la construcción de un campo de golf y más de 5.000 viviendas residenciales anexas por parte de una empresa matriz perteneciente al constructor Jaime Febrer, el empresario considerado 'corruptor' de políticos y funcionarios. Febrer, eje central de la trama de Azud, permanece en prisión desde su detención la semana pasada, comunicada y sin fianza, ordenada por la titular del juzgado de Instrucción 13. 

Por esta operación inmobiliaria, que nunca se llevó a término tras retirarse la empresa constructora después de una fuerte oposición vecinal, de ecologistas y de la oposición, ya tuvo que declarar ante la Fiscalía Provincial de Alicante la entonces alcaldesa de Xixona en 2007. Su comparecencia estuvo motivada por la denuncia del principal partido de la oposición, el PSPV, que aseveró (como Verdú acabó reconociendo posteriormente) que el PAI del campo de golf había beneficiado a unos familiares. 

Situación procesal

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana, todavía en manos de Isabel Bonig, deberá de adoptar decisiones sobre sus responsables políticos de Xixona en base a su situación procesal. Rosa Verdú, de momento, no ha comparecido ante la jueza de Instrucción de la capital por su delicado estado de salud, señala la edición valenciana de eldiario.es, y ha quedado en libertad con cargos con la obligación de acudir al juzgado cuando la instructora lo ordene. Con respecto a Domenech, la jueza ha decretado su puesta en libertad con medidas cautelares.