Redacción | Agencias F. J. Cristòfol

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha informado este jueves de que ha declarado no apta para el consumo humano el agua de los municipios sevillanos de Marchena y La Luisiana, tras confirmarse una concentración superior a los límites normativos permitidos de benceno. De ello, se ha dado traslado tanto a los ayuntamientos de los municipios afectados como a la entidad gestora de la estación de tratamiento del agua de estas localidades.

Noticias relacionadas

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica.

La empresa gestora deberá comunicar a la población afectada la calificación del agua y los usos permitidos y deberá analizar diariamente este parámetro hasta que los valores vuelvan a los límites permitidos y aptos para el consumo de los habitantes de Marchena y La Luisiana.

También se ha instado a los ayuntamientos de las poblaciones afectadas a informar a sus habitantes y se ha trasladado a las empresas abastecedoras que deben proporcionar a la población afectada agua apta para el consumo en tanto se mantenga la actual calificación.

A partir de ahora, la Consejería de Salud y Familias realizará análisis y controles hasta que el agua reúna todos los requisitos para volver a declararla apta para el consumo de la población.

Por su parte, María del Mar Romero, alcaldesa de Marchena, ha publicado un mensaje en su página de Facebook en el que informa sobre la detección de los altos niveles de benceno. 

Además, el Consorcio de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas "Plan Écija" ha anunciado a la radio televisión local que "este viernes desde primera hora de la mañana, habrá camiones cisterna suministrando agua a toda la población que lo necesite". A lo largo de este jueves se realizará un programa de reparto de agua por zonas para facilitar la distribución.

Aprovechan, desde el citado consorcio, para hacer una llamada a la tranquilidad de la ciudadanía y anuncia que: "No hay un peligro inminente por el consumo de agua" que, aunque presenta niveles altos en benceno, se encuentra dentro de los límites de la OMS.

El benceno o benzol es un líquido transparente y altamente inflamable, aunque no sea este el caso, al encontrarse diluido. Se trata de un hidrocarburo y es uno de los productos químicos más producidos del mundo. Es habitual encontrar el benceno en procesos de producción de otros productos químicos como plásticos, gomas o lubricantes.