Sevilla

Dos equipos del PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla estarán 'confinados' durante este puente del 12 de octubre trabajando a contrarreloj. El objetivo, tener listo para firmarlo antes del próximo jueves el acuerdo ofrecido por el portavoz municipal de Cs, Álvaro Pimentel, al alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, para garantizarle la estabilidad hasta el final de la legislatura.

Noticias relacionadas

El primer edil tilda esta iniciativa de acto de "innovación política" para que dos fuerzas que no van a gobernar juntas alcancen un acuerdo de estabilidad. No obstante, deja clara una cuestión, este pacto no significa que la formación naranja vaya a dejar de ser oposición. De hecho, desde Cs señalan que "no va a ser un cheque en blanco".

Desde la formación naranja han confirmado a EL ESPAÑOL que no se trata de un pacto de gobernabilidad, sino de estabilidad para sacar adelante proyectos claves para la ciudad que Sevilla necesita en estos tiempos de pandemia. El principal es el presupuesto 2021, aunque también están los proyectos de ciudad o las ordenanzas fiscales, entre otras cuestiones.

Aunque en esta segunda legislatura Espadas gobierna en minoría -en la anterior lo hizo con Participa, la marca blanca en Sevilla de Podemos-, tras la firma de este acuerdo el alcalde contaría con 17 votos a favor, cuando la mayoría absoluta es de 16.

La pandemia, la clave

La buena sintonía entre ambos partidos siempre ha existido en el Consistorio hispalense y no es la primera vez que Cs apoya al PSOE en Andalucía, aunque en la Junta gobierne con el PP. En este caso la pandemia ha sido la espoleta para llegar a este acuerdo, el cual está abierto para que otros grupos se sumen, aunque desde Cs lo ven complicado. 

Álvaro Pimentel ha explicado que ambas fuerzas han comenzado a abordar "la letra pequeña" del pacto que prevén alcanzar "en el menor tiempo posible".

En la citada reunión, encabezada por el concejal de Cs Lorenzo López Aparicio y por la portavoz del PSOE, Adela Castaño, ambos partidos han comenzado "a plasmar los detalles" del futuro documento, acordando "nuevas sesiones de trabajo durante todo el fin de semana".

"En Ciudadanos tenemos claro que no hay tiempo que perder", ha insistido. De hecho, considera este "paso al frente" como "un ejemplo más de la política útil de Ciudadanos", mucho "más necesaria que nunca".

"Un ejemplo a nivel nacional"

En declaraciones a los periodistas durante una visita a la barriada de San Diego, el alcalde calificó de "un ejemplo a nivel nacional" el hecho de que dos partidos de ideología diferente "pongan por delante el interés general de los ciudadanos".

"El único modo para salir de la crisis económica es el acuerdo y para ello hay que mojarse", concluía, y no únicamente salir en una foto. Al respecto, recordó que Cs no ha planteado entrar en el gobierno. "El momento requiere de altura de miras y no de estrategias personales o campañas personales o de desgaste al uso".

El anuncio de este acuerdo ha provocado todo tipo de reacciones. El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Beltrán Pérez, lo ha valorado como un acto "de conveniencia personal de los firmantes" y que lo consolida a él como única alternativa en la oposición.

Pero en el PSOE también ha habido reacciones. Muchos son los sevillanos y andaluces que creen que Juan Espadas le va a disputar las riendas del partido a la actual secretaria general, Susana Díaz, y ven este pacto como un primer paso por las enquistadas relaciones de la socialista con Cs a nivel regional, aunque aún queda tiempo para el congreso regional.

En una entrevista en Canal Sur Radio, el alcalde de Sevilla se pronunció al respecto.  Aseguró que no se dedica a "especular" sobre la posible sucesión de Díaz, ni va a realizar "cábalas que fragilicen la labor de oposición que realiza", algo que consideraría un "error de Primaria".

La propia Susana Díaz también ha salido al paso. A su juicio, este acuerdo demuestra "el talante" del alcalde y espera que se sumen todos "en el reconocimiento de que ahora lo que hay que hacer es un esfuerzo colectivo y poner lo mejor de cada uno al servicio de la gente".

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, también se ha pronunciado al respecto. Aludió a "la libertad de acordar y desacordar" que, a su juicio, tienen ambas formaciones en el Consistorio sevillano. "Imagino que tanto el PSOE como Ciudadanos habrán considerado que es lo más positivo".

Por último, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y líder de Ciudadanos (Cs) en la comunidad autónoma, Juan Marín, aseguró que no conocía la propuesta del portavoz de su partido en el Ayuntamiento de Sevilla, aunque Pimentel asegura lo contrario. No obstante, admitió que "con Juan Espadas es fácil hablar", algo que "no siempre es fácil con dirigentes que no son de tu formación política".