Se acabó la adaptación. A Juan Espadas se le ha acabado ya el tiempo de cortesía tras ser designado secretario general del PSOE de Andalucía el pasado mes de julio. Recién iniciado el nuevo curso político, y mientras el presidente del PP-A y de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, anunciaba en Almería la puesta en marcha de la Ventanilla Única para acelerar cualquier trámite burocrático para crear empresas, su secretaria general, Loles López, arremetía por vez primera contra el candidato socialista a la Junta de Andalucía.

Noticias relacionadas

La dirigente popular calificó a Espadas de "candidato a tiempo parcial", algo que es, a su juicio, porque "no está dedicado a Andalucía ni a Sevilla". Precisamente, por decidir simultanear su cargo de alcalde de la capital hispalense con el de máximo dirigente socialista en la comunidad andaluza, los populares creen que Espadas "ha convertido Sevilla en rehén de sus intereses políticos y personales" mientras que "a Andalucía le da permanentemente la espalda, incapaz de alzar la voz ante la subida de la luz o los indultos que concedió Sánchez".

Tampoco creen que "se sume a pedir un nuevo sistema de financiación autonómica, ya que el actual hace perder a los andaluces cuatro millones de euros cada día", y según los de Moreno, Espadas calla "para reclamar un trato justo para Andalucía cuando Sánchez da recursos a otras comunidades en detrimento de la nuestra".

Mientras tanto, el candidato socialista a la presidencia de la Junta se encontraba en la interparlamentaria del PSOE andaluz, celebrada en Cádiz. Allí, destacó que los socialistas "vamos a ser constructivos y aportar a la recuperación" y añadió que van a hacer una propuesta al Ejecutivo andaluz de cara a los próximos Presupuestos, priorizando la inversión sanitaria.

A su juicio, el Gobierno de la Junta debe "fijar la presencialidad" de la atención médica en los centros de atención primaria y solventar "el problema de las listas de espera, que crecen como el malestar de los andaluces y andaluzas". También arremetía Espadas contra el presidente, Juanma Moreno, de quien afirmaba que "no escucha" a pesar de que, sostiene, "durante el mes de agosto se ha acentuado el problema de nuestros servicios públicos". 

Modelo andaluz

Juan Espadas ha destacado las ayudas sociales, para advertir que "es la apuesta del Grupo Socialista la que sostiene las ayudas andaluzas en emergencia social", ya que se mantienen "gracias a las transferencias extraordinarias del Gobierno de España".

Mientras, en Almería, el presidente de la Junta apostaba por un discurso diametralmente opuesto: el de los incentivos a emprendedores y empresas, pues "la Administración andaluza tiene una excesiva carga burocrática que limita, impide y retrasa muchas inversiones y proyectos". Moreno lo anunciaba durante una visita a la empresa Hydrodiseño Global, dedicada a la fabricación de cocinas y baños modulares que da empleo a casi 200 trabajadores.

Tras destacar que su Ejecutivo se marca como prioridad "quitar esos obstáculos", ha anunciado que llevará al Parlamento andaluz un nuevo paquete "de simplificación administrativa que, unido a los ya puestos en marcha, seguirá incidiendo en la reducción de obstáculos para todos aquellos inversores que quieran producir y crear empleo en la comunidad autónoma".

El dirigente popular ha subrayado que en Andalucía "tenemos capacidad, potencialidad y determinación desde el Gobierno para convertirnos en algo a lo que aspiramos a medio plazo, que es ser locomotora económica de España". Luego, ha ilustrado sus palabras con datos intertrimestrales del PIB regional, donde observa que Andalucía lidera el crecimiento en el conjunto nacional –un 3,6% frente al 2,8% en España–. Es, por primera vez, la Comunidad con más autónomos de España, superando a Cataluña en la creación de empresas y empleo, siendo la cifra más elevada desde 2008.