Inma León F. J. Cristòfol

Inés Arrimadas aportó varias claves en su visita a Sevilla, adonde viajó este miércoles para reunirse con el comité autonómico de Ciudadanos en Andalucía, cuyo coordinador es Juan Marín.

Noticias relacionadas

Con motivo del segundo aniversario de la coalición PP-Cs en la Junta, también departió con el presidente autonómico, Juanma Moreno.  Una reunión... a la que no asistió su compañero Marín. Para más inri, en la rueda de prensa posterior, Arrimadas evitó ratificarle como candidato y, horas después, en Canal Sur se remitió a las primarias.

Según informan a EL ESPAÑOL fuentes de Cs, la líder naranja no acudió a Andalucía para abrir un frente con Marín: "Arrimadas no toma partido por nadie porque no tiene sentido hacerlo ahora". Además, "no es práctico" desde el punto de vista interno y "no sería inteligente" en la situación actual de Ciudadanos.

Esa "situación actual" se refiere al divorcio que Arrimadas y Marín vienen protagonizando en los últimos meses. El vicepresidente andaluz, sin consultar a la dirección nacional, llegó a abrir la puerta a una candidatura conjunta con el PP, aunque tardó poco en rectificar. También se ha significado como uno de los críticos en la Ejecutiva nacional con el funcionamiento orgánico del partido.

En Ciudadanos saben que las próximas primarias andaluzas supondrán una lucha por el liderazgo, "pero para eso todavía queda mucho tiempo". De hecho, las mismas fuentes naranjas apuntan a que desde Madrid no se quiere avivar el fuego de la lucha interna andaluza. "No queremos bandos, sólo Ciudadanos Andalucía".

Las reuniones

La agenda de la líder naranja en Sevilla refleja Juanma Moreno y un par de horas después con el alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas -tras el acuerdo presupuestario alcanzado con su partido en el Ayuntamiento-.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. EP

A la primera reunión no asistió Juan Marín como vicepresidente del Gobierno. Sí la recibió en el Palacio de San Telmo previamente y por la tarde mantuvieron una reunión en el comité autonómico. Lo dijo la propia Arrimadas en su comparecencia.

Tampoco asistió al segundo encuentro el portavoz de Cs en el Ayuntamiento hispalense, Álvaro Pimentel. Desde la formación han asegurado que lo razonable es que no estén. "En este partido se respetan los tiempos y los encuentros institucionales".

La visita de Arrimadas a Sevilla coincide con la conmemoración de los dos primeros años de gobierno de coalición de PP-A y Cs en la Junta, que se cumplen esta semana, tras la celebración de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre de 2018. En el encuentro, tanto Moreno como Arrimadas celebraron la estabilidad de la que goza la Comunidad con estos dos partidos en el poder.

Andalucía es uno de los pocos caladeros de votos liberales que sobrevivió a la debacle de las últimas generales. Aporta tres de los diez escaños de Ciudadanos en el Congreso y dos de los nueve senadores. Inés Arrimadas nació en Jerez y el vínculo con su tierra siempre ha sido muy estrecho en las campañas electorales.

La celebración con Rivera

Precisamente fue otra conmemoración, la de los dos años de elecciones andaluzas, la que también levantó suspicacias entre Marín y Arrimadas. El vicepresidente celebró la efeméride en un desayuno informativo con Albert Rivera.

Fuentes del partido, no obstante, recuerdan que Rivera, en su momento, tampoco dio su apoyo expreso a Marín, sino que respetó el proceso de primarias, que al final no se celebraron porque Marín fue el único que optó a la candidatura.

Esta celebración conjunta sorprendió tanto a los diputados del Parlamento andaluz como a los mandatarios nacionales. Fue en ese acto además donde Marín abrió el melón de la confluencia con el PP para las próximas andaluzas sin consultarlo con la dirección nacional.

Arrimadas descartó esta posibilidad al día siguiente y en su visita a la capital andaluza en esta jornada lo volvió a hacer. Tras la reunión con Moreno, aseguró que su partido "sigue siendo imprescindible y fuerte, con espacio propio y fundamental para el cambio en Andalucía". "Lo fue, lo sigue siendo y lo será en el futuro".

También se pronunció al respecto la consejera andaluza de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, cabeza de la corriente crítica y que no está en el comité autonómico andaluz. Sin embargo, en declaraciones a los periodistas en Torremolinos (Málaga), aseguró que no prevé postularse como coordinadora de Cs en Andalucía. "Nunca me ha intersado lo orgánico", remarcó.

Desde el partido aseguran que no es momento de hablar de asuntos internos. Para las elecciones andaluzas aún quedan dos años. A nivel nacional, insisten, no quieren bandos, sólo Ciudadanos Andalucía.