El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha vuelto a solicitar este domingo que la ciudad sea declarada zona catastrófica. El regidor, el único alcalde de Ciudadanos en una capital de provincia en España, ha exigido al Ejecutivo central que "ponga de su parte una cantidad específica de ayudas a los comerciantes y a la hostelería de Granada" del mismo modo que lo ha hecho la Junta de Andalucía.

Noticias relacionadas

Este viernes el Pleno aprobó por unanimidad una declaración institucional en la que  instan al Ejecutivo y a la Junta de Andalucía a que, junto a las ayudas que se establezcan con carácter general para todo el país y la comunidad, se apliquen “medidas específicas y exclusivas” para Granada

Además, esta delaración exige que esas ayudas "sean proporcionales al tiempo en el que la actividad no esencial permanezca y haya permanecido suspendida". El Pleno también situó claramente el origen de la subida de datos en el Puente del Pilar. El fin de semana del 12 de octubre la ciudad tuvo un 85% de ocupación y los universitarios tomaron las calles de fiesta.

Por otro lado, Salvador ha indicado que hay dos buenas noticias, la de los datos sanitarios que han permitido la normalización con el resto de Andalucía y el plan especial para poder compensar que ha anunciado la Junta de Andalucía. El presidente Juanma Moreno ha anunciado ayudas específicas para los autónomos y pequeñas empresas granadinas por los 20 días de cierre obligado. Salvador espera, por tanto, un gesto similar desde el Gobierno de Sánchez.

El alcalde de Granada ha querido reiterar "el agradecimiento a todos los granadinos" por haber conseguido "bajar en más de 800 casos la incidencia". La situación, eso sí, sigue "siendo preocupante" y que la normalización de horarios debe ser "responsable" para poder llegar a la Navidad con estas cifras.

Por último, en una declaración a los medios tras la rueda de prensa del presidente de la Junta en Granada, el alcalde ha anunciado que la iluminación navideña de la ciudad se activará este domingo. "Estaba prevista para el lunes, pero lo vamos a hacer por sorpresa, para evitar aglomeraciones". Por lo tanto, Salvador ha afirmado que se prescindirá del acto central habitual para "elevar el espíritu de la ciudad, de la sociedad y de los niños de Granada".