Sevilla

Las playas andaluzas contarán este verano con una nueva figura. La Junta de Andalucía va a contratar, de la bolsa de empleo pública, a 3.000 personas que se encargarán de informar y controlar a los bañistas para garantizar la seguridad sanitaria ante el Covid-19 en los más de 1.000 kilómetros de costa. Sobre todo, vigilarán los aforos y la distancia social.

En una comparecencia desde el Palacio de San Telmo tras participar en la undécima videoconferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, Moreno ha anunciado la puesta en marcha del Plan de empleo para playas seguras 2020, que incluirá a todos estos auxiliares durante todo el verano. 

"Un ingente ejército que va a permitir organizar de manera planificada la apertura del litoral". Su labor consistirá en garantizar la seguridad de los bañistas, realizar tareas de vigilancia de cumplimiento de la distancia social y de control de acceso y aforo y comunicar con la Policía Local cualquier incidencia que se pueda registrar y con los socorristas.

Recibirán formación

Moreno ha detallado que todas esas labores se realizarán siempre con sujeción a disposiciones legales y tras recibir una adecuada formación en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía. La bolsa de empleo desde la que serán contratados fue creada por la Junta hace unos meses y en ella hay inscritas 564.000 personas

Según el presidente andaluz, Andalucía es la primera comunidad en poner en marcha esta medida, que se aprobará el próximo martes en el Consejo de Gobierno. El objetivo, "defender la buena imagen y la reputación" del sector turístico, apoyar a estas personas sin empleo y garantizar a los ayuntamientos recursos humanos suficientes para ordenar y planificar un adecuado disfrute del baño.

Precisamente, hace unos días el Ayuntamiento de Barbate (Cádiz), gobernado por Andalucía por Sí, anunció que no limitará aforos, ni entradas o salidas, ante la imposibilidad de dar cobertura legal, por esta falta de personal, por parte de la Policía Local a los más de 25 kilómetros de litoral. Moreno ha recordado que la Junta destinará a los ayuntamientos 10,5 millones de euros para que elaboren sus planes de contingencia para garantizar la seguridad en las costas.

Granada y Málaga

En esta videoconferencia, Moreno ha vuelto a reclamar a Pedro Sánchez que rectifique ante la permanencia de Granada y Málaga en Fase 1 mientras el resto de Andalucía pasará a Fase 2 este lunes. Según el presidente, las dos provincias "cumplen con los criterios sanitarios". Considera que se trata de una decisión que afecta a su reputación turística internacional y ha reclamado un trato igualitario para Andalucía.

Además, ha añadido que en otras comunidades como Cataluña se ha hecho por distritos sanitarios o municipios y en estas dos provincias, con mejores cifras, no ha sido así.

El presidente andaluz también le ha recordado a Sánchez la importancia de aplicar ya el plan nacional de turismo. Al respecto, se ha mostrado convencido que con la apertura al turismo internacional en el mes de julio la temporada no se va a perder.

Estado de alarma

A su vez, le ha pedido a Sánchez que aclare el anuncio de la salida en "los próximos días" por parte de algunas comunidades del estado de alarma. "No sabemos cuáles van a ser las reglas para que una región esté y otra no", ha remarcado Moreno, quien imagina que los mismos estarán vinculados al impacto de la pandemia en cada territorio. "Andalucía evoluciona bastante bien, pero esperaremos noticias del mando único".

Moreno no termina de entender si es tan necesario, ante la evolución de la pandemia, que continúe el estado de alarma, y se ha vuelto a mostrar en contra del acuerdo con EH Bildu sobre la reforma laboral.

Además ha criticado "el silencio clamoroso e incomprensible" del PSOE andaluz por "lealtad ciega al líder", en referencia a Pedro Sánchez, cuando durante tantas décadas ha sido muy crítico con los partidos independentistas y, especialmente con Bildu, "porque ETA ha matado a muchos andaluces".

Falta de liquidez

Por último, el presidente le ha pedido a Sánchez que facilite cuanto antes liquidez a las autonomías para hacer frente al gasto sanitario ocasionado por la pandemia. "Si no lo hace ya, vamos a terminar con el agua al cuello". La Junta cifra en 1.800 millones de euros el primer cálculo de este gasto y las previsiones "han saltado por los aires".

Ante esta situación el Gobierno andaluz está reprogramando los fondos europeos para vincularlos a la reactivación económica y ha revisado el gasto más superfluo del Presupuesto de la comunidad autónoma. Con esta medida, se ha logrado acumular 700 millones de euros pero Moreno ha insistido en la necesidad de ayudas del Estado ante la imposibilidad de endeudarse.

Información sobre el coronavirus: