Pablo Iglesias se despide como vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Asuntos Sociales y Agenda 2030 para centrarse en la campaña para las elecciones de la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo.

Noticias relacionadas

En un vídeo publicado en redes sociales y desde el que ha sido su despacho durante más de un año, Iglesias ha afirmado que "ha sido un honor ser vicepresidente del Gobierno" aunque ha reconocido que la labor dentro del Ejecutivo no ha sido fácil ya que ha habido "límites y contradicciones" en el seno de la coalición con el PSOE.

El líder de Podemos explica además que durante su etapa en el Gobierno ha podido confirmar que "enfrente del Gobierno hay oligarquías que ejercen su inmenso poder político, económico y mediático para que las instituciones defiendan sus intereses y no los intereses de la mayoría". Esta situación ha sido la que ha provocado en los últimos meses momentos de fricción con el PSOE, en los que Iglesias no ha entrado a detallar. 

Sin embargo, y a pesar de ello, Iglesias considera que Unidas Podemos ha demostrado que "las cosas se podían hacer mejor" y que "a nosotros no se nos compra". Además, asegura que su partido y, por ende el Gobierno, ha conseguido "producir mejoras para la mayoría social de nuestra patria".

El líder de Podemos manifiesta además su intención de volcarse ahora allá donde considera que será "más útil", su candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

283 millones de euros

En su último día en el Consejo de Ministros, Iglesias ha llevado a aprobación de una partida de más de 283 millones de euros de apoyo a la dependencia que en su opinión supone el cumplimiento de uno de los objetivos del Gobierno de coalición de "reconstruir la atención a la dependencia en España" esquilmada, apunta, por los recortes de los Gobiernos del Partido Popular. 

Iglesias ha mostrado su orgullo por haber logrado en este año "tan duro" un acuerdo con los sindicatos y la patronal para aumentar progresivamente la inversión en dependencia y trasvasar dinero a las comunidades autónomas, de manera que ahora, dice, dependerá de ellas la reducción de las listas de espera y la mejora laboral de las trabajadoras del sector.

Yolanda Díaz e Ione Belarra

Iglesias tenía previsto dejar el Gobierno el próximo 14 de abril, día de la República, sin embargo ha abandonado la vicepresidencia antes de lo previsto, debido a la que la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid considera "inelegibles" a los candidatos que sean miembros del Gobierno estatal una vez que se presenten las listas electorales, plazo que expira el 31 de marzo. 

Así, este martes 30 de marzo, Iglesias ha acudido a su último Consejo de Ministros. El traspaso de carteras se hará efectivo en las próximas horas, como muy tarde este miércoles.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, pasará a ser vicepresidenta, convirtiéndose en la principal interlocutora y líder de Unidas Podemos dentro del Gobierno. No obstante, ya no ocupará la vicepresidencia segunda, como Iglesias, sino la tercera, para no quedar por encima de la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ahora será la segunda vicepresidenta.

La nueva ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, será la actual secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, una de las principales dirigentes de Podemos, y de las más críticas con las reticencias del PSOE a aceptar las propuestas de los 'morados' y, en concreto, con la ministra de Defensa, Margarita Robles. 

El puesto que deja Ione Belarra lo ocupará el secretario general del PCE y portavoz adjunto de Unidas Podemos en el Congreso, Enrique Santiago.

"Estoy convencido de que contarán con la colaboración del equipo del Ministerio", ha dicho Iglesias sobre la futura ministra, que tendrá como secretario de Estado también a Nacho Álvarez al frente de Derechos Sociales.