Bruselas

El presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, ha pedido este lunes a la Unión Europea que ponga en marcha un sistema de cuotas obligatorias para el reparto de refugiados y migrantes entre los Estados miembros y que no convierta a las Islas y a las regiones en las fronteras exteriores de la UE en "macrocentos de retención" de migrantes

Noticias relacionadas

En una comparecencia virtual ante el comité de Libertades Civiles de la Eurocámara, Torres ha relatado que en 2020 llegaron a Canarias más de 23.000 migrantes irregulares a través de la ruta Atlántica, que ha calificado como "la más peligrosa de Europa y una de las más arriesgadas del mundo". Esta cifra representa una subida del 800% respecto a las 2.200 personas llegadas en 2019. De ellos, 2.600 son menores no acompañados

"No es posible que Canarias, con un territorio tan fragmentado y una población de dos millones de habitantes, pueda hacer frente sola a esa elevada llegada de seres humanos", ha denunciado el presidente. Según ha recordado, el Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido que habilitar hoteles y 7.000 plazas temporales para la acogida de estas personas. En estos momentos, todavía hay cerca de 10.000 refugiados y migrantes en las islas.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, durante su comparecencia virtual este lunes en la Eurocámara Parlamento Europeo

"Es necesario, junto a las deportaciones y en tanto estas se realizan, que potenciemos mecanismos de redistribución interterritorial en Europa", ha dicho Torres a los eurodiputados. Unas repatriaciones que, según ha relatado, ahora son especialmente difíciles debido al cierre de fronteras por la Covid-19.

"Mientras no se resuelva la situación administrativa de los migrantes, mientras se tramitan sus solicitudes de asilo, la opción tiene que ser la solidaridad. La acogida compartida, derivación y libre tránsito de quienes tienen legalmente la posibilidad de hacerlo. Si eso no existe, estaremos fomentando un modelo de gestión que basa en macrocentos de retención en las regiones que somos frontera", ha resaltado el presidente de Canarias.

"Esto genera una enorme frustración en esas personas, que se sienten atrapadas y que ponen incluso en riesgo la normal y pacífica convivencia", ha denunciado. En este sentido, Torres ha arremetido contra el Pacto Europeo de Migración que propunga Bruselas porque a su juicio se basa en una "solidaridad a la carta", al apostar con fórmulas como el "patrocinio de repatriaciones".

Cuotas obligatorias

A su juicio, es imprescindible establecer en la UE un sistema de cuotas obligatorias, tal y como piden España, Italia o Grecia, los países que están en primera línea de la frontera. "Es de justicia que todos los países participen de una política común de obligado cumplimiento", ha insistido.

En el debate en la Eurocámara ha participado además Estrella Galán, la directora de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que también ha denunciado que la UE está apostando por un modelo de grandes campos de retención de migrantes en los puntos fronterizos de los países mediterráneos. "Ya sabemos a lo que nos estamos refiriendo: a las islas griegas, a Italia, a Malta y por supuesto a España", ha dicho.

Galán ha criticado la incoherencia del Gobierno de Pedro Sánchez por oponerse en teoría a este modelo pero al mismo tiempo facilitarlo en la práctica al impedir el traslado de migrantes desde Canarias a la península. "En Canarias se está poniendo en marcha esa misma política que desde España rechazábamos contundentemente, dificultando y bloqueando sine die a las personas migrantes contra su voluntad en un espacio territorial aislado", ha dicho la directora de CEAR.

La comisaria de Interior, Ilva Johansson, durante su comparecencia virtual este lunes en la Eurocámara

Por su parte, la comisaria de Interior, la socialista sueca Ylva Johansson, ha tachado de "alarmante" la situación en Canarias y ha asegurdo que Bruselas seguirá ayudando al Gobierno español y al canario. En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo comunitario ya ha aprobado un paquete de ayudas por valor de 70 millones de euros y ha enviado asistencia de la Guardia Europea de Fronteras y Costas (Frontex) y de la Agencia Europea de Asilo (EASO).

Johansson ha apostado además por mejorar la cooperación con los países de origen y de tránsito, como Mauritania y Marruecos. La propia comisaria de Interior visitó Rabat en diciempre y pidió al Gobierno marroquí que aceptara la repatriación de sus propios ciudadanos. Una visita que según ha dicho sirvió para mejorar la relación entre España y Marruecos.

Durante el debate, el eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido ha responsabilizado al Gobierno de Sánchez de la crisis en Canarias. “Tampoco es casual el aumento de las llegadas ni la incapacidad de realizar los oportunos retornos. España siempre ha sido una referencia para Europa de la cooperación en materia de seguridad e inmigración con los países del Magreb y del Sahel, tanto con gobiernos del PP como del PSOE, pero el actual Gobierno de Sánchez e Iglesias está hundiendo nuestra reputación en la región y minando la confianza mutua”, sostiene el exministro del Interior.

Por su parte, la representante de Ciudadanos, Maite Pagazaurtundúa, ha acusado al Gobierno de falta de transparencia sobre los inmigrantes llegados a Canarias y denuncia obstáculos a la prensa. "Algunas cifras hablan de 15.000 inmigrantes trasladados a la península, no se sabe exactamente en qué régimen, o si se les ha permitido presentar solicitud de asilo o si han sido retornados a sus países de origen, o trasladados a otros Estados comunitarios", ha dicho.