La ministra de Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha defendido que en España "no hay presos políticos" después de que el jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, haya comparado el caso del opositor Alexei Navalny con el de los presos independentistas catalanes. Asimismo, ha recordado que España es una de las 23 democracias plenas, mientras Rusia ocupa el puesto 124 mundial.

Noticias relacionadas

"En España no hay presos político, hay políticos presos", ha sostenido la ministra, que ha deseado que Navalny, que está encarcelado, "tenga la capacidad de hacer campaña y participar en las próximas elecciones rusas como lo están haciendo los líderes independentistas catalanes que cumplen condena".

Asimismo, aunque ha apostado por no entrar en comparaciones porque "siempre son odiosas", ha recordado a Lavrov que España es "una de las 23 democracias plenas" mientras que Rusia ocupa el puesto 124 de 167 países y que aquí "todos los ciudadanos tienen garantizados sus derechos y libertades".

Liberación de Navalny

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, quien se encuentra de visita oficial en Moscú, ha pedido este viernes a las autoridades rusas la liberación de Navalny, detenido la semana pasada y condenado a cumplir una pena pendiente de dos años y ocho meses este martes, y ha recalcado que la UE espera que Rusia realice una investigación "independiente y completa" sobre su envenenamiento el pasado verano.

Tras las palabras de Borrell durante la rueda de prensa conjunta, Lavrov ha respondido remitiéndose a casos de abusos policiales vividos en la UE y Estados Unidos últimamente, para, en este punto, sacar a la palestra la situación de los presos independentistas como ejemplo de "decisiones judiciales motivadas políticamente".

En un paralelismo con las denuncias europeas sobre la situación de Navalny, el ministro ruso ha señalado que "los líderes independentistas catalanes están en prisión por organizar un referéndum, una decisión que la justicia española no ha revocado pese a que tribunales de Alemania y Bélgica hayan fallado en contra".

"Ante esto, España ha defendido su sistema judicial y ha pedido no dudar de sus decisiones. Eso es lo que queremos de Occidente en términos de reciprocidad", ha argumentado el ministro ruso, que ha vuelto a poner en tela de juicio que Navalny fuera envenenado.