El exJemad, Miguel Ángel Villarroya, que ha presentado este sábado su dimisión tras la polémica generada por su vacunación contra la Covid-19, reivindicó el papel de las fuerzas armadas en la lucha contra la pandemia en la celebración del V aniversario de EL ESPAÑOL, el pasado mes de octubre. Villarroya recogió ese día el Premio León Solidario a las Fuerzas Armadas (FAS) por su labor en la Covid. 

Noticias relacionadas

En ese momento, Miguel Ángel Villarroya destacó "la solidaridad de las Fuerzas Armadas", quienes "son un gran ejemplo en tiempos difíciles, momentos en los que salen a la luz los valores, valores que compartimos con los colegas sanitarios, que han estado en primera línea de lucha trabajando por los españoles".

En ese sentido, el exJemad defendió el trabajo que han realizado las Fuerzas Armadas durante los peores momentos de la pandemia, desinfectando residencias o acompañando al personal sanitario y personas necesitadas.

"Los militares somos personas y se ha demostrado durante estos meses de lucha, durante la desazón de la desinfección de residencias, la satisfacción de ayudar a los más necesitados, el orgullo de ser oparte del Hospital de Ifema, el compañerismo con los sanitarios y el honor y la tristeza de acompañar a los fallecidos para que no se fuesen solos", explicó.

"Nuestro trabajo consiste en trabajar sin descanso para garantizar la seguridad de los españoles y operar allí donde se nos demande. Las Fuerzas Armadas estamos preparadas para actuar cuándo y dónde se necesite y en particular en esta crisis para salvar el mayor número de vidas", concluyó.     

En ese acto, también la ministra de Defensa, Margarita Robles, agradeció el premio indicando y se mostró orgullosa de haber podido conocer "a estos hombres y mujeres generosos que tienen una capacidad de entrega infinita". 

"Ellos merecen este premio, lo pasaron mal en la crisis, pero siempre con una sonrisa. Y les invito a compartir este premio con las personas que ayudaron durante la Covid, con las familias de los fallecidos a los que nunca dejaron solos".

"Es el momento de la unidad y la generosidad de todos. Tenemos un único enemigo ante el que tenemos tener unidad, serenidad, generosidad, solidaridad. Hago un llamado a todos los que están en estas mesas, en el ámbito de la política, de la empresa y del deporte. Hay que dejar de un lado lo que nos separa y poner en común lo que nos une. Y lo que nos une es mucho: hay que poner fin al virus unidos", ha concluido.